El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almoradí -Pp y Cs- rechaza la imposición de la Consellería a implantar sin consenso ni debate la religión musulmana

La Concejalía de Educación reunirá de manera urgente a las AMPAS y al Consejo Escolar Municipal para conocer su posición

musulmana Diario de Alicante
Ayto Almoradi
RSU Orihuela

La alcaldesa, María Gómez, mostró su “indignación” por la forma de actuar de la Conselleria de Educación en cuanto a impartir la religión musulmana si consulta previa. “El Ayuntamiento no tenía conocimiento alguno de que dos centros de la localidad fueran elegidos dentro del proyecto piloto de la Administración autonómica para introducir la enseñanza islámica en el sistema educativo público”, asegura, “lo que supone un menosprecio intolerable a la institución”.
Gómez anuncia que la Concejalía de Educación reunirá de manera urgente a las AMPAS y al Consejo Escolar Municipal para conocer su posición ante los interrogantes que se plantean. “No sabemos qué dos colegios de los cuatro públicos que tiene la localidad son los elegidos, ni cómo se nombrará al profesorado, qué requisitos se le exigirá, qué currículum impartirá, en qué horario o qué medios necesitan”, indica la alcaldesa. Confirma que ninguno de los cuatro colegios públicos de la localidad ha solicitado a la Conselleria de Educación ni al Ministerio que se imparta en sus aulas enseñanza islámica.

El equipo de gobierno, formado por Pp y Cs-  quiere aclarar que hay otros temas prioritarios que preocupan a nivel educativo en Almoradí mucho más a familias y docentes, como es la construcción del nuevo colegio para conseguir la eliminación de las 13 aulas que están en prefabricadas en este curso escolar (en las que deben entrar más de 325 alumnos y alumnas), la eliminación del tejado de fibrocemento del CEIP Canales y Martínez (ambos incluídos en el Plan Edificant), o la dotación de personal y material del Aula Específica de Educación Especial de nueva creación en el CEIP  Heredades, todos ellos sin que Consellería haya dado una respuesta.

“El Ayuntamiento de Almoradí se toma muy en serio la educación y la planificación del curso escolar”, explica la regidora, “por lo que el anuncio de la Conselleria rompe meses de trabajo de las concejalías implicadas”. Lamenta “la forma de actuar sorpresiva” de la Administración autonómica en temas tan delicados como es la educación y pide para el futuro “diálogo, coordinación y consenso a la hora de aplicar cualquier cambio tan de calado como el que quiere introducir ahora la Conselleria de Educación”.
María Gómez insta a la Conselleria de Educación a “incrementar las vías de comunicación con la Administración local al ser la más cercana a la ciudadanía para que el trabajo sea más ágil y eficaz para la población y evitar problemas como puedan surgir en este caso”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante