fbpx

Nuevo carril ciclopeatonal entre Almoradí y Algorfa

La Conselleria ha concluido los trabajos de esta infraestructura en la CV-935, que ha supuesto una inversión de 280.000 euros.

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, en el marco de las actuaciones que lleva a cabo para impulsar la movilidad sostenible, ha finalizado las obras de un nuevo carril ciclopeatonal entre las localidades de Almoradí y Algorfa. Así, este proyecto en la CV-935, a su paso por estas localidades de la Vega Baja, ha supuesto una inversión de 280.000 euros.

«El objetivo principal que se ha perseguido con la ejecución de este carril ciclopeatonal ha sido permitir la circulación de peatones y ciclistas en condiciones de seguridad entre los municipios de Almoradí y Algorfa, una vía que se une a su vez con el carril ciclopeatonal ya existente en Almoradí», ha detallado el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

«El carril, tiene un trazado prácticamente rectilíneo y sensiblemente llano, lo cual lo hace especialmente idóneo para el paseo ya sea a pie o en bicicleta -ha añadido el titular de Obras Públicas-, y el hecho de que exista en su trazado un bordillo separador entre el tráfico de vehículos y el carril ciclopeatonal le otorga las características idóneas para las y los ciclistas y peatones».

«Uno de prioridades de la Conselleria y del Gobierno Valenciano es fomentar la movilidad sostenible y la seguridad vial en el entorno de las travesías y de los núcleos urbanos de población y, por eso, trabajamos para apoyar a los municipios en actuaciones en este ámbito, que otorgan una mayor calidad de vida a sus vecinos y vecinas».

Obras en dos tramos

La obra se sitúa en un entorno definido alrededor del ámbito de la carretera CV-935, que discurre entre Almoradí y Los Montesinos, y el polígono industrial de ‘Las Maromas’, en la comarca de la Vega Baja.

El primer tramo del andén ciclopeatonal discurre adosado a la CV-9351, por la margen derecha, en el polígono industrial de ‘Las Maromas, hasta el cruce bajo la CV-91, y pasa a circular por la margen izquierda de forma paralela a la CV-935 hasta el término municipal de Algorfa. En el tramo paralelo al polígono la longitud del carril es de 500 metros.

El segundo tramo, paralelo a la CV-935, discurre entre los puntos kilométricos 0+000 y 0+500, cuenta también con 500 metros de longitud y es una continuidad del carril del polígono de ‘Las Maromas’. Este carril, se interrumpe en la rotonda existente en el punto kilométrico 0+500, a la entrada del municipio de Algorfa, donde por el interior del viario del casco urbano, el Ayuntamiento de esta localidad prevé darle continuidad mediante una solución tipo ciclocalle.

El carril se vuelve a retomar en el punto kilométrico 1+800 de la CV-935 y discurre adosado a su margen izquierda hasta el punto kilométrico 2+100, donde el carril ciclopeatonal se transforma en una sección de tipo ciclocalle en el tramo paralelo al polígono industrial de Algorfa hasta el punto kilométrico 2+650, pasando nuevamente a una sección de carril ciclopeatonal hasta el punto kilométrico 2+800, punto kilométrico donde finaliza la actuación. Tiene pues este segundo tramo una longitud de 1.000 metros.

ValenciàEspañol