fbpx

Noticias de Alicante y provincia

martes, 27 septiembre 2022

Ucranianos al raso: ‘3.700 kilómetros y sin saber dónde dormir’

Así ha sido el vía crucis de una familia con menores que tras dormir en el suelo y en el albergue de transeúntes de Alicante logra alojamiento temporal a 47 kilómetros.

La Asociación Amigos de Ucrania ha denunciado hoy el periplo de «una familia de siete personas, con abuelos y niños» que afirmaban que «no han sido atendidos» esta mañana, viernes 18 de marzo, en el centro temporal de recepción de refugiados por «no tener la tarjeta de la policía».

- Advertisement -

Según explica la presidenta de la ONG, Anna Shkalenko, ayer le llamaban de Cruz Roja para preguntarle por un lugar donde alojarles porque ellos «no tenían sitio«. Finalmente, cuenta que fue ella quien les encontró alojamiento en el Centro de Acogida e Inserción de Personas sin Hogar (CAI) de Alicante, ya que «había menores y pueden aceptarles sin protocolo, porque también hay cola».

La familia, con un niño de siete años, viaja con sus pasaportes en regla, según explican a Diario de Alicante y ya la noche anterior la tuvieron que pasar sobre el suelo de la estación de Renfe en Barcelona Sants. Tras esa primera experiencia, «decidieron venir a Alicante porque el padre había trabajado en esta ciudad y la conoce», apunta Anna.

La familia pasó la noche del miércoles, 16 de marzo en la estación de Barcelona Sants, antes de embarcar a Alicante.
- Advertisement -

Este viernes, tras un largo día de desconcierto con el interrogante pendiente de saber dónde dormirían esta noche, finalmente, la familia, tras acercarse al Hospital de campaña, ha tenido que desplazarse al punto específico habilitado en Ciudad de la Luz. De nuevo, colas y cansancio hasta que a última hora se les ha comunicado que había sitio para alojarles en Granja de Rocamora. Se les ha facilitado transporte para alojarles en la localidad, aunque según fuentes de la asociación desconocen por cuánto tiempo. En el autobús han viajado con otra familia más, según fuentes consultadas.

Dudas y desconcierto

La presidenta de la asociación critica la falta de información y coordinación para dar respuesta a las personas que han venido por sus propios medios. Esta misma mañana, una vez abierto el centro de recepción, explicaba la presidenta que «la Policía Nacional me ha llamado porque hay 20 ucranianos en la estación de Renfe. El Ayuntamiento da mi contacto y yo soy una asociación pequeña que dábamos consulta gratuitas a la gente. En tres semanas he tenido que movilizarme».

Tras llamar a Diario de Alicante para confirmar la noticia de la apertura, Shkalenko ha indicado a los agentes que les dirigieran al Hospital de Campaña.

También ayer, a las 21 horas, llamaban desde la estación de Renfe de Alicante para alertar de la llegada de 30 personas refugiadas a la presidenta de la Asociación de los ucranianos de Alicante «Slavútych», en Mutxamel. «Ayer tenía 30 personas, no recuerdo quién me llamaba de Renfe pero yo no puedo salir porque estoy ocupada con las personas que están aquí. Un chico llamó a Cruz Roja y me dijo que lo había arreglado», relata Antonina. Desconoce dónde han pernoctado y añade que también necesita solución para otra familia. «Yo tenía una hoy por la calle y estoy buscando un sitio para darles para la noche». En Mutxamel hay empadronadas 130 personas de Ucrania, señala, y la guerra ha traído a 40 que también están alojadas en domicilios de familiares.

El centro de primera recepción de refugiados en el hospital de campaña del Hospital de Alicante Doctor Balmis ha abierto esta mañana sus puertas mientras se habilita el centro permanente que estará ubicado en Ciudad de la Luz. Este emplazamiento es oficialmente donde pueden pernoctar provisionalmente, uno o dos días, las personas recién llegadas de Ucrania que no tienen alojamiento, según informan fuentes del Gobierno.

Fuentes consultadas de Cruz Roja explican a Diario de Alicante que han alojado a las personas que llegan en las plazas del Ministerio de Inclusión, Seguridad y Migraciones. Y desde Subdelegación de Gobierno afirman que «ningún ucraniano ha dormido en la calle» y que no pueden atender cuando no conocen la llegada de personas por sus propios medios. «Cuando llegan se avisa a la Cruz Roja y van inmediatamente», explican.

Shkalenko explica que la ciudad de Alicante no dispone de la red de alojamientos solidarios o de familiares ucranianos con los que cuentan, por ejemplo Torrevieja, donde su presidenta, Natalia Zhezhnyavska, apunta que por el momento la situación «está controlada». Sin embargo, en los pisos donde están ahora tienen que vivir más de una familia. En su casa por ejemplo «han venido cinco personas y en una casa de una ucraniana veinte han venido»

Por otra parte, la capital es ahora un lugar de llegada de personas desplazadas por la guerra, por su mejor comunicación a través de medios de transportes que otros municipios de la provincia y ante el anuncio de la apertura del centro de recepción de refugiados, «un efecto llamada» como señalaba hace unos días el alcalde, Luis Barcala.

Más de un mes para una regularización de urgencia

La familia que ha protagonizado el largo viaje por las dependencias alicantinas ha logrado cita con el Centro de Documentación para mayo, explicaba la presidenta de la Asociación Amigos de Ucrania. Anna Shkalenko también comenta el caso de otra compatriora que ha conseguida cita «hoy, después de llamar 40 minutos, para el 20 de abril».

La presidenta de la asociación ubicada en Mutxamel ratifica que no es fácil conseguir cita para Ciudad de la Luz. «Ayer una amiga llamó 74 veces y no lo consiguió. Faltan más líneas y más operadores». Solo el 10 % de las personas en Mutxamel ha cogido cita. Desde Subdelegación de Gobierno, por su parte, explican que están tramitando los permisos de protección temporal en la instalaciones a 250 personas cada día.

Los niños sin colegio en Alicante y en las aulas en Mutxamel o Moraira

Shkalenko también critica que en Alicante se esté demorando la escolarización de los menores cuando en otros municipios ya están yendo a clases o iniciados los trámites. «Mientras en otros pueblos los niños ya están escolarizados, en Alicante capital no los aceptan sin papeles de la Ciudad de la Luz que da la policía y hoy después de llamar 40 minutos al final cogen cita para el 20 de abril. Los niños van a estar sin ir al colegio hasta el 20 de abril. Hoy estoy en Moraira y la semana que viene ya van al cole. Lo mismo en Muchamiel y en otros pueblos. En Alicante tienen otro procedimiento y sin el papel de la policía no pueden ir al cole. Es injusto.”

En Mutxamel confirma la presidenta de la Asociación de Ucrania, Antonina, que el 90% de los menores ya están escolarizados. No les han pedido la documentación para que los niños puedan normalizar lo antes posible. “Mis nietos irán el lunes y el martes porque como vienen cada año aquí con la abuela de vacaciones les he dejado al final. (En el colegio) Los niños están escuchando. Las profesoras de Muchamiel tienen mucha experiencia y también trabajan de forma individual con ellos. En dos o tres meses empiezan a hablar todos”.

Ambas presidentas coinciden en que los niños aprenden el idioma deprisa. “Lo aprenden muy rápido y aprenden como sea de momento”, sostiene Anna.

Generalitat asegura que el hospital de campaña atiende a 40 personas el primer día

Por otro lado, y en medio de un tráfico de informaciones a veces inconexas y en ocasiones que no se entienden, fuentes oficiales, desde Presidencia de la Generalitat, señalan en un comunicado que nuevos refugiados trasladados por Cruz Roja, han llegado esta tarde al hospital de campaña ubicado en los terrenos del Hospital General de Alicante huyendo de la guerra de Ucrania.

Según explican «40 personas que están siendo atendidas en las instalaciones que la Generalitat Valenciana ha puesto como punto de atención humanitaria y primera recepción para los refugiados». El Consell destaca la puesta en marcha del proceso de acogida que la Generalitat ha diseñado y puesto a disposición del gobierno central.

El Hospital de Campaña de Alicante, es uno de los centros de recepción y acogida para personas refugiadas procedentes de Ucrania. Tiene capacidad para 200 camas y se ha acondicionado para dar una primera acogida y orientación a las personas que huyen de la guerra en Ucrania.

Las mismas fuentes indican que en los próximos días ya estará disponible un centro de atención primera y urgente a los refugiados que huyen de la guerra.

ValenciàEspañol