```

Noticias de Alicante y provincia

martes, 23 abril 2024

60 personas pernoctan frente al Ayuntamiento de Alicante para exigir que se erradique el ‘sinhogarismo’

Reivindican que el derecho humano a la vivienda sea una prioridad política

Más de medio centenar de personas han pasado al raso en la plaza del Ayuntamiento de Alicante esta madrugada del jueves al viernes, 24 de noviembre, para reivindicar un compromiso de trabajo conjunto con las administraciones para ofrecer apoyos y soluciones personalizadas a las personas que no tienen techo en la ciudad. Entre 235 y 250, según las estimaciones de la Red de Entidades para la Atención de Personas sin Hogar de la Ciudad de Alicante (REAPSHA).

El colectivo reclama que se articulen planes realistas para acompañar a las personas que están en situación de calle. Las necesidades son muy variadas. “No todas las personas requieren del mismo recurso y el problema es que los recursos son muy, muy limitados en cuanto a número e incluso en cuanto actuación“, explica Charo Moreno, miembro de REAPSHA.

Cada vez hay más gente joven en la calle y tenemos mucha gente cronificada que necesita recursos muy específicos. Hay personas con situaciones muy serias de salud mental en la calle que necesitan de una atención en la calle“. Para estas personas la solución no es que acudan por sí mismas a los servicios sociales o sanitarias. “Se olvidan de de las citas o en ese momento no están bien. No tienen por qué terminar en una comisaría de policía porque ha habido un jaleo, un disturbio, cuando lo que realmente hay de fondo es un problema de salud mental. Porque la calle también genera mucho problema de salud mental y agrava las circunstancias de personas con salud mental”, explica.

Así, la pasada noche se invitó a ciudadanos, personas sin hogar y personas voluntarias a secundar el acto reivindicativo, compartir cena y suelo donde dormir. Más de un centenar de personas han llegado a sumarse a este acto reivindicativo, según terminaban de trabajar o de sus obligaciones. A su inicio se leyó un comunicado para pedir a administraciones públicas “un compromiso real” para que “el derecho humano a la vivienda sea una prioridad política” y también se dio voz a personas sin hogar que expusieron su situación y necesidades.

Cuando no hay vivienda se vulnera el derecho al agua, a la higiene, a la seguridad, a la alimentación, al uso de tecnologías, a tener una dirección para las gestiones. También a la salud física y mental. Ese es el efecto dominó. Se vulnera el derecho al empadronamiento, necesario para acceder al sistema de derechos. Cuando no hay vivienda no solo se come mal, sino que se deja de comprar para cocinar, se pierde cada vez más autonomía y la situación se cronifica aún más”.

También recuerda el colectivo que a falta de soluciones para erradicar que personas duerman en la calle, a falta de plazas en centros públicos el espacio público sea indulgente con quienes duermen a la intemperie. “Las personas que duermen en la calle lo hacen porque no tienen otro lugar: Los bancos individuales, los alambres y las rampas expulsan sin solución. ¿Dónde queda la dignidad?”. Asimismo, reclaman seguridad para estas personas, que son vulnerables ante agresiones.