Noticias de Alicante y provincia

viernes, 27 enero 2023

Mazón apuesta por reforzar la inspección para garantizar la pluralidad y la calidad educativa

El presidente del PPCV se reúne con USIE e ISNOVAE para consensuar un decálogo que refuerza el papel de la inspección.

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha señalado que el PPCV “apuesta por reforzar el papel de la inspección para garantizar la pluralidad en las aulas y así mejorar la calidad de la enseñanza en la Comunitat Valenciana”.

- Advertisement -

Así lo ha anunciado tras mantener una reunión de trabajo, junto con la portavoz de educación del GPP Beatriz Gascó, con representantes del sindicato de la inspección educativa USIE y la asociación ISNOVAE con quienes ha consensuado un decálogo para que la inspección “recupere las funciones que el tripartito de izquierdas les ha arrebatado y que van en detrimento de la calidad educativa”.

Para Mazón, “si queremos un sistema educativo con la mejor calidad posible, debemos tener la mejor inspección para que la garantice”.

- Advertisement -

El presidente del PPCV ha señalado que “las funciones atribuidas en la ley orgánica de educación a los inspectores no pueden ser realizadas, como viene ocurriendo, por otro personal educativo, como son ahora los asesores lingüísticos, puesto que la función de asesoramiento, supervisión, control y evaluación solo es propia de la inspección de educación”.

“El actual gobierno de izquierdas ha ido aparcando poco a poco a la inspección educativa para tratar de actuar con impunidad en las aulas y así explicar normas a su antojo que, con la inspección, no podrían haberlo hecho. Con la figura de los asesores lingüísticos, entre otros, se pretende hacer ingeniería social para trasladar unos mensajes en los centros de forma extraoficial, sin seguir ninguna normativa, solo con instrucciones verbales y de forma anárquica, creando un sistema educativo que genera una inseguridad jurídica sin precedentes a la que queremos ponerle fin”.

El presidente de los populares ha indicado que “hay varios puntos en los que la inspección debe desarrollar un papel fundamental y en los que los últimos años el gobierno de Puig ha estado mirando hacia otro lado. La inspección debe ser garante y supervisora del cumplimiento de la Constitución y de nuestro Estatuto de Autonomía en los centros y en todos los materiales escolares y, por eso, proponemos crear un grupo especializado para ello. Por otro lado, queremos que la inspección haga seguimiento de los resultados académicos para que en todo momento tengamos el pulso del funcionamiento del sistema educativo valenciano. Y también un grupo especializado en la atención al alumnado más vulnerable”.

Carlos Mazón también ha manifestado que “es inadmisible que estén desapareciendo los informes de la inspección. Los informes son fundamentales para una correcta planificación educativa en cuestiones más relevantes como la renovación de directores, los proyectos lingüísticos, los planes para la mejora y todas las cuestiones que afecten al funcionamiento y al reparto de recursos para evitar que haya desequilibrios económicos, lingüísticos o desigualdades de cualquier otro tipo. La inspección debe velar por el correcto funcionamiento de los recursos”.

Para el líder de los populares, “el hecho de que los inspectores estén relegados a un papel residual en el sistema es muy representativo de lo que pretenden hacer con los recursos y con normas lingüísticas, un corralito en lugar de un sistema educativo eficaz”.

Por último, Mazón ha afirmado que “en el decálogo también se pide mejorar las condiciones laborales de la inspección, disminuir su carga burocrática y darles más peso en aspectos que hoy en día, prácticamente, no se tienen en consideración, como mejorar sus retribuciones y sus condiciones laborales”.

CatalàEspañol