Noticias de Alicante y provincia

viernes, 3 febrero 2023

La licitación de la variante ferroviaria de Torrellano en marcha

El Gobierno se decanta por la opción defendida por los vecinos 'con algunas modificaciones' y anuncia la electrificación provisional de la línea de costa para garantizar el Corredor Mediterráneo y cercanías.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha arrancado los trabajos para licitar la redacción de los proyectos constructivos de la variante ferroviaria de Torrellano, que sustituirá el trazado de ancho ibérico actual entre Alicante y Elche, pegado a la costa, excepto en lo que respecta al acceso ferroviario al Puerto.

- Advertisement -

“El Gobierno va a comenzar el proceso de licitación de los proyectos constructivos para la variante de Torrellano. Hemos pasado mucho tiempo dudando entre dos alternativas, pero ya se han dado las instrucciones de empezar por la que ya tiene un estudio informativo aprobado, lo que nos permitirá empezar las obras en menos tiempo”, ha anunciado la secretaria de Estado, Isabel Pardo de Vera, en el Foro Alicante.

Así, se ha optado por desarrollar la alternativa del trazado de la variante planteada en el estudio actualmente en redacción, que coincide sensiblemente con el del estudio informativo que ya fue aprobado, si bien, con algunas modificaciones que permitirán ahora que circulen por este trazado tráficos tanto de viajeros como de mercancías y no solo de viajeros.

- Advertisement -

Así, se realizará la redacción de los proyectos, a la vez que se completa la tramitación ambiental y sectorial de las zonas donde hay algunas diferencias de trazado. Asimismo, se ha optado por avanzar con esta primera opción porque la alternativa en estudio de trazado por el Porquet implicaba atravesar un yacimiento paleontológico protegido y se ha desestimado.

El trazado de esta variante, de unos 7,5 kilómetros de longitud, bordea el exterior de Alicante, pasa por el barrio de Bacarot, cruza la sierra de Colmenares, elimina el retroceso en San Gabriel y enlaza con el tramo que dará acceso al aeropuerto, cuya redacción del proyecto comenzará antes de marzo tras haberse licitado en junio de 2022.

El tramo de entrada al aeropuerto de Alicante-Elche, con una longitud de unos 5 kilómetros, cuenta con un presupuesto de 80 millones de euros y contempla la construcción de una estación bajo la terminal de pasajeros de la infraestructura.

Garantizar la comunicación

Aunque la construcción de la variante de Torrellano implica, a largo plazo, levantar la línea de la costa, la secretaria de Estado ha anunciado que se ha decidido electrificar y adaptar a ancho estándar la vía de forma provisional para garantizar el tráfico de mercancías por el Corredor Mediterráneo y la calidad del servicio de Cercanías entre las ciudades de Murcia y Alicante.

Y es que, tal y como ha señalado Pardo de Vera, “el Ministerio tiene la idea clara de desmantelar el trazado que está junto al mar”, pero hasta que se construya la variante es necesario mantener la línea y mejorarla para que el tráfico de mercancías no se corte en Alicante y puedan seguir circulando hasta Murcia y Almería y para que el servicio de Cercanías siga operativo, más allá de los servicios gratuitos que se ofrecen por la nueva de alta prestaciones.

“La mejor solución es que, mientras se construye la variante de Torrellano, haya unas Cercanías eficientes prestando servicio a los ciudadanos y haciendo, a su vez, más eficaz y sostenible el transporte de mercancías”, ha asegurado.

En el marco de la apuesta por las infraestructuras ferroviarias, la secretaria de Estado ha adelantado que dentro de unas semanas se pondrá en servicio el nuevo trazado en ancho ibérico entre Xàtiva y el Nudo de La Encina, una actuación clave para el Corredor Mediterráneo que ha implicado una inversión de 413 millones.

“Quiero aprovechar para celebrar que el miércoles pasado se hayan llevado a cabo las pruebas de fiabilidad de las nuevas infraestructuras e instalaciones de cara a la puesta en servicio del nuevo trazado fundamental para conectar el sureste peninsular con el noreste y el resto del continente, y para la conexión en alta velocidad entre València y Alicante. Una vez en servicio se abordará la adoptación a alta velocidad del trazado en vía doble para la conexión en ancho estándar de las tres capitales de la Comunitat Valenciana”, ha anunciado Pardo de Vera.

Asimismo, ha anunciado que este mismo mes el Ministerio tiene previsto trasladar al Ayuntamiento de Alicante una propuesta de solución para la situación de Playa del Mar y Benalúa que puede ser aceptable para todas las partes, a la entrada de mercancías en el puerto. “Creemos que esta alternativa permitirá eliminar las vías en desuso, promover la regeneración urbana y cumplir con las demandas ciudadanas. Queda mucho trabajo y la colaboración del Ayuntamiento va a ser fundamental, pero no estamos dispuestos a no hacer nada”, ha señalado.

Carreteras

Más allá del tren, la secretaria de Estado ha destacado el compromiso del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) con el desarrollo de la infraestructura viaria en la región.

Así, tras la puesta en servicio de la variante de Benissa, el pasado mes de julio, hace menos de un mes el Mitma aprobó el proyecto de trazado de las obras complementarias de la variante con un presupuesto estimado de obra superior a los 20 millones de euros. Se trata de unas obras en el entorno del nuevo enlace norte de Benissa y en el tramo colindante de la N-332 a la altura del polígono industrial La Pedrera, que asegurarán la funcionalidad del enlace y mejorarán la seguridad vial.

Seguimos trabajando, asimismo, con obras en ejecución o próximas a iniciarse, como la reforma del túnel de San Juan en la A-70, por un importe de 22,1 millones de euros, la rehabilitación del firme en la A-7 y el límite provincial con Murcia, por 5,1 millones de euros y en varios tramos de la Circunvalación de Alicante, por 5,87 millones de euros así como otras obras de mejoras de intersecciones, reordenaciones de accesos, renovación de marcas viales, construcción de apartaderos y otras cuestiones.

CatalàEspañol