fbpx
13.6 C
Alicante

JUPOL denuncia un foco de insalubridad en el edificio contiguo a la Comisaría de Elda-Petrer

JUPOL insta a que, de manera urgente, se reúnan las partes implicadas y den solución a un problema que, de no solucionarse, podría devenir en patologías médicas.

- Publicidad -8MGVA Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

Desde hace algunos años existe un problema de insalubridad en el edificio municipal que alberga el cuartel de la Guardia Civil de Elda, situado en la céntrica calle Lamberto Amat, contiguo a la Comisaría de Policía Nacional de esa ciudad.

Dicho edificio, a excepción de una pequeña parte de la entrada, se encuentra prácticamente abandonado y ausente de mantenimiento, lo que con el tiempo ha provocado un deterioro importante, presentando en estos momentos grietas estructurales y agujeros en los tejados además de dar cobijo a numerosos animales potencialmente transmisores de todo tipo de enfermedades como pueden ser las ratas y las palomas.

Anejo a ese edificio se encuentra la Comisaría de Policía Nacional de la localidad de Elda, cuyos funcionarios que desempeñan allí sus funciones deben soportar que los alfeizares de las ventanas estén totalmente cubiertos por excrementos de palomas o que en el patio interior de la Comisaría no sea extraño encontrarse palomas muertas siendo devoradas por las ratas.

Cabe recordar que además de los funcionarios de Policía, al interior del edificio de la Comisaría también acceden ciudadanos del municipio y de otros colindantes, tanto para realizar trámites en la propia comisaría, como para la expedición del DNI, que tiene su sede en el mismo edificio, por lo que no solo afecta a los Policías sino también a toda la población y por ende a la salud pública.

Las partes implicadas, Ayuntamiento de Elda como propietario del inmueble, comandancia de la Guardia Civil de Alicante como usuario de dicho inmueble, y Subdelegación de Gobierno en Alicante como máximo representante de la administración en la provincia de Alicante y responsable de velar por la seguridad y salud de los empleados públicos en dicha demarcación, son conocedores de estos hechos, ya que no es problema de ahora sino que lleva sobre la mesa algunos años, pero al que todavía no han dado solución alegando que la responsabilidad recae en cualquier otro de los actores, pasando la pelota de unos a otros cual patata caliente, sin dar ninguna importancia a los riesgos que este foco de insalubridad puede entrañar para toda la población.

Mucho se ha hablado de las intenciones de trasladar el servicio de intervención de armas de la Guardia Civil a otro emplazamiento, de convertir el edificio en un espacio cultural, etcétera, pero al final todo queda en palabras vacías para apaciguar las denuncias en prensa y dar una patada al problema hasta que vuelva a presentarse.

En este punto, es importante recordar que los excrementos de las palomas, principal problema (pero no único) que nos encontramos con el estado de este edificio, son foco de contagio de enfermedades como pueden ser la Histoplasmosis, Clamidiosis, Salmonelosis, Alveolitis alérgica, Neumoencefalitis, Listeriosis, Tuberculosis aviar, Fiebre paratifoidea, Aspergilosis, Criptococosis, Toxoplasmosis o Psitacosis entre otras.

Medidas inmediatas

Por este motivo, desde el sindicato JUPOL no nos vamos a quedar de brazos cruzados ante la inacción de todas las partes implicadas, que deja desamparados a los Policías que desempeñan allí sus funciones y a los ciudadanos que han de acudir a éstas dependencias, exponiéndolos innecesariamente a una serie de enfermedades como las arriba referidas, así como posibles riesgos estructurales del propio inmueble y a la imagen y el olor nauseabundos de un lugar repleto de heces de palomas y en ocasiones el espectáculo de ver alguna paloma muerta siendo devorada por las ratas.

Por ello esta organización sindical ha remitido escrito a todas las partes implicadas solicitando que, de manera urgente, tomen medidas en este asunto y den solución de una vez por todas a un problema que, de no solucionarse, podría devenir en patologías médicas o accidentes graves, y sobre lo que estas partes implicadas deberán responder ante las instancias correspondiente sobre su posible responsabilidad de acuerdo con el Real Decreto 2/2006 y le Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -8M_Villena
- Publicidad -
CatalanSpanish