TAMPM sigue denunciando la falta de sanitarios y material en Fontcalent

La sede de Alicante de la asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) denuncia que solo hay 6 médicos para 800 presos y que apenas tienen material preventivo para los funcionarios

El único material preventivo y de seguridad que tienen los funcionarios de las prisiones de Foncalent y Villena. (Imagen cedida por TAMPM)

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar ( TAMPM Prisiones ) denuncia de nuevo la falta de personal sanitario, médicos, enfermeros y auxiliares en la prisiones de Alicante. Concretamente en la de Foncalent, aseguran que solo hay seis doctores para atender a 800 reclusos. Además, los médicos son mayores de 60 años, considerados personal de riesgo.

“Van a trabajar voluntariamente para no dejar sin servicio médico a los presos”

TAMPM aLICANTE

Desde hace ya meses vienen denunciando esta situación y solicitando a la dirección de la cárcel y a Instituciones Penitenciarias la contratación de más personal sanitario. De momento, aseguran haber tenido el silencio por respuesta.  

“El principal problema es que tienen que obtener plaza pública y no quieren trabajar en las cárceles, puesto que el sueldo es menor y las condiciones son muy precarias”, explican desde la asociación. 

Por esta razón, han solicitado incluso que incorporen a personal en prácticas en las cárceles más cercanas a su residencia, para intentar suplir esa falta de personal, que ahora se hace más visible en esta situación de emergencia.

Es preciso recalcar que la situación en las prisiones es delicada de por sí, y ahora se ha agravado al cancelarse las visitas de familiares. Como es normal, el ambiente entre los reclusos es tenso e incluso ha empeorado el estado de las personas toxicómanas que, ante la falta de entrada ilegal de droga para su consumo (a pesar del control exhaustivo en la prisión), exigen un aumento de medicaciones como metadona para hacer frente a sus adicciones. 

Por otro lado, ya el 14 de marzo TAMPM denunciaba a través de nuestro diario la falta de material preventivo para funcionarios de las prisiones de Villena y Foncalent. Casi mes y medio después, la situación no ha mejorado. 

Noticia publicada por Diario de Alicante el 14 de marzo de 2020

Afirman que solo les dan mascarillas desechables (las llamadas quirúrgicas) y las tienen que usar en turnos de 12 horas, y hace unas semanas, el triple de horas, cuando están aconsejadas para un tiempo mucho menor.

“No se puede trabajar 12 horas seguidas con una mascarilla de ese tipo, ya que apenas es transpirable y no nos permite respirar bien. Nos dan guantes de supermercado, a pesar de que llevamos más de un mes reclamando de latex o vinilo”,

TAMPM Alicante

Aparte, denuncian que el clima de inseguridad va en aumento cada día, pues “no dejan de llegar más presos. Muchos de ellos como consecuencia de haberse saltado el confinamiento en varias ocasiones”.

“Todos los preventivos están en Foncalent, soportamos el peso de nuevos ingresos de reclusos y no han dejado de entrar. La UE sugería mantener libertad privisionales antes de decretar entrada en prisión para evitar posibles entradas de reclusos contagiados. Sin embargo, desde Justicia no se han tomado las medicas más efectivas para garantizar la seguridad de reclusos y trabajadores”, indican en TAMPM. 

Aunque sí es cierto que hay un módulo provisional de cuarentena de 15 días para ingresos de nuevos reclusos o que hayan salido al hospital y vuelto de nuevo a la cárcel, sigue habiendo un clima de tensión y desasosiego entre ellos. De hecho, recordemos que el 15 de marzo hubo un motín en uno de los módulos de Fontcalent. 

Tal y como explican desde TAMPM, el gran porcentaje de internos con patologías psiquiátricas es una bomba de relojería bajo la vigilancia de personal sanitario y laboral sin formación específica para trabajar con ellos. Por todo ello, reclaman no solo más personal y material, sino formación para trabajadores sanitarios y de prisiones, y aumento del nivel de seguridad en la prisión.  Ellos reclaman, pero parece que nadie les contesta.

“Ni siquiera hay ventanillas de protección para el reparto de medicamentos y tenemos algunas viseras porque una asociación de Banyeres de Mariola nos las donó”, aclaran desde TAMPM. 

Vivimos en un país donde cada día salimos a aplaudir al personal sanitario que trabaja día a día en primera línea de batalla con valor y entrega. Sin embargo, y tal como se quejan en TAMPM, parece que “el Ministerio del Interior no tiene en cuenta las agresiones que sufren médicos, enfermeros y auxiliares en las prisiones”. Es más, denuncian que estas situaciones violentas han aumentado con el Estado de Alarma y la inseguridad crece cada día. 

“La deficiente política de personal de Instituciones Penitenciarias en todos estos años hace que los trabajadores penitenciarios, tanto sanitarios como de vigilancia, hagan uso sobre todo de su profesionalidad y compañerismo para sacar esta situación adelante”, apuntan desde la asociación.

No les aplaudimos cada día, pero lo merecen por estar en la batalla no solo durante el Estado de Alarma, sino cada día del año. Y recordemos que el abandono los puede matar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.