El Ayuntamiento de Alicante invierte más de 150.000 euros en mejorar la accesibilidad de la plaza de la Cruz Roja

La portavoz del equipo de gobierno municipal, Mari Carmen de España, ha destacado que el objetivo es "la eliminación de barreras arquitectónicas para dotar a la plaza de un nivel de accesibilidad adaptado". Para ello, se han incluido mejoras como la instalación de "39 bancos, seis aparatos biosaludables y un cartel informativo".

Mari Carmen de España.
Mari Carmen de España.
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Ayuntamiento ha adjudicado el contrato del proyecto de “Ejecución de obras de accesibilidad de la Plaza de la Cruz Roja”, integrado en las Inversiones financieramente sostenibles del ejercicio 2018, a favor de la mercantil Coinger Empresa Constuctora, S.L. por un importe de 150.991 euros y con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Tras aprobarse en  Junta de Gobierno este acuerdo, la portavoz del equipo de gobierno municipal, Mari Carmen de España, ha incidido en que “el objeto del contrato es la eliminación de barreras arquitectónicas para dotar a la plaza de un nivel de accesibilidad adaptado”.

Publicidad

En ese sentido, la edil ha explicado que “la mercantil ha incluido mejoras en el proyecto que no implicarán incremento económico ni del plazo de cuatro meses de ejecución del contrato y que consisten en la instalación de 39 bancos, seis aparatos biosaludables y un cartel informativo”.

Asmismo, las obras de renovación ya incluían el acondicionamiento de los pasos de peatones que dan a la plaza, la construcción de una rampa de acceso en la zona sudoeste, el acondicionamiento de dos accesos “a pie llano” ubicados en la zona sudeste, la sustitución de la arena de la plaza por pavimento de hormigón desactivado y la adaptación de las escaleras existentes a la normativa de accesibilidad, dotándolas de barandillas y pasamanos.

La Plaza de la Cruz Roja

Como se recuerda, después de varias reuniones mantenidas entre la Concejalía de Urbanismo y distintos representantes vecinales, se acordó optar no colocar escenario en la plaza, aunque el diseño del proyecto está realizado contando con la posibilidad de poder construirlo en un futuro.

De esta forma, ahora el actual equipo de gobierno atiende las peticiones de la ciudadanía, que solicitaba la adecuación de este espacio urbano de planta rectangular, que ocupa una superficie de 9.200 metros cuadrados.

La plaza linda por el sudeste con la calle Agustín Gosálvez Orts, por el noreste con la avenida Pintor Baeza, por el noroeste con la calle Alfonso Guixot y por el suroeste con una calle denominada también Plaza de la Cruz Roja.

El espacio presentaba un desnivel acusado, que se resolvió en su momento por medio de la colocación de escaleras y de una acera escalonada adosada a la plaza por tres de sus lados, que impide que las personas con movilidad reducida puedan acceder a la misma por esos accesos. Estas son dificultades que el proyecto adjudicado solventará al mejorar el diseño y la accesibilidad.

Publicidad