fbpx

Castalla cierra instalaciones y edificios públicos ante el aumento de casos de Covid-19

El Ayuntamiento ha implantado nuevas medidas y restricciones, en vigor hasta el 1 de enero, para doblegar la curva en la localidad y frenar la proliferación del virus.

El Ayuntamiento de Castalla ha decidido cerrar todas las instalaciones y edificios públicos por un período de 10 días, hasta el 1 de enero de 2021, para frenar la proliferación de la Covid-19 ante el crecimiento de la incidencia experimentado en la localidad en los últimos días.

El alcalde de Castalla, Antonio Bernabeu, ha justificado las nuevas restricciones y ha apelado a la “responsabilidad municipal para evitar que el virus se expanda por nuestra ciudad en la situación epidemiológica actual”. El regidor ha precisado que “en Navidad debemos ser todavía más prudentes y priorizar la salud por delante de las celebraciones”.

De manera complementaria, ha recordado el alcalde, “recomendamos reducir al máximo el número de encuentros sociales y cumplir con disciplina la normativa que las diferentes autoridades competentes han aprobado para evitar la propagación del virus en las fechas tan especiales que se aproximan”.

La concejala de Sanidad, Maite Gimeno, ha incidido en “la importancia de la responsabilidad individual. Cada uno de nosotros debemos usar la mascarilla, el gel hidroalcohólico y respetar la distancia de seguridad entre personas. Es la única manera de cuidarnos entre todos”.

Por lo tanto, a partir de hoy mismo, las restricciones afectarán a las siguientes áreas. En Parques y Jardines, Castalla clausura los juegos infantiles y las zonas recreativas de los parques. En lo relativo a Deportes, el Ayuntamiento ha cerrado todas las
instalaciones deportivas. Esto incluye los pabellones, las pistas de tenis y pádel, el campo de futbol y la piscina municipal.

En el área de Cultura, las medidas afectan a la sala de ordenadores y estudio y, en la biblioteca, solo se podrá acceder para el préstamo de libros y consultas. Por su parte, el Consistorio ha cancelado todas las actividades culturales en el Auditorio y la Casa de Cultura.

También se han visto afectadas las actividades turísticas programadas. En primer lugar, no se podrá visitar el Castillo hasta que mejore la situación. Además, las asociaciones vecinales, culturales, deportivas o de otra índole ubicadas en espacios públicos también deberán suspender su programación. En este sentido, también quedan suspendido todos los actos en la vía pública y revocados los permisos existentes.

Debido a las fechas en las que nos encontramos, las restricciones también afectan a la programación especial preparada para la Navidad, que ya estaba adaptada a la situación de pandemia, para evitar la proliferación de la Covid-19 y respetar en todo momento las medidas sanitarias. Por lo tanto, la única actividad del calendario festero que se ve afectada actualmente es la recogida de cartas, que no tendrá lugar.

Actualmente, según los datos que ofrece la Conselleria de Salud Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, en Castalla hay 45 casos activos, después de la última actualización del 22 de diciembre. Por su parte, la incidencia se sitúa en 444,49 por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, según la información que maneja el Ayuntamiento proveniente de fuentes de Salud Pública, en estos momentos las cifras de afectados por el Coronavirus en la localidad serían superiores, ya que la curva se encuentra en fase ascendente. Por esta razón, ante el incremento de casos y la posibilidad de que sigan creciendo, el equipo de gobierno ha decidido actuar para doblegar la curva.

El Ayuntamiento de Castalla volverá a reunirse cuando este plazo de diez días esté llegando a su fin, el 30 de diciembre, para evaluar la evolución de la pandemia y el impacto de las medidas aplicadas. Llegado el momento, la Corporación estudiará de nuevo el estado de la pandemia en la localidad y la posibilidad de actuar en consecuencia.

CatalanSpanish