César Sánchez lamenta el poco diálogo que tiene Ximo Puig con las diputaciones

La Comisión Provincial del Agua le pide al Gobierno que formalice el convenio del trasvase Júcar-Vinalopó para dar tranquilidad a la comunidad de regantes y agricultores de la provincia

diputaciones Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

El presidente de la Diputación de Alicante, Cesar Sánchez, le pide a Ximo Puig en la reunión que tendrá mañana en la Moncloa con Pedro Sánchez, que reclame la financiación justa para la Comunidad Valenciana, que defienda el Memorándum, firmado por cinco comunidades autónomas además del gobierno español y que consolide el convenio de la Mesa Provincial del Agua para dar seguridad jurídica, estabilidad y certidumbre a la economía de la provincia suscribiendo el trasvase Júcar-Vinalopó. Sánchez lamenta el poco diálogo que mantiene Puig con las diputaciones en estos tres años de gobierno, enterándose a través de los medios de comunicación de los decretos o leyes que promulga. ”Primero intentó de alguna manera eliminar la marca Costa Blanca, intentó arrogarse las competencias en materia de deportes, luego puso en marcha un decreto de plurilingüismo para eliminar el castellano de las aulas de nuestros hijos, e intentar coaccionar a la comunidad educativa en una dirección, después tenemos encima de la mesa la ley de mancomunidades, la reforma de la ley de régimen local, es un cúmulo de despropósitos y ataques a la autonomía local y a las diputaciones” ha señalado Cesar Sánchez.

Otro de los temores, que el presidente de la diputación alicantina tiene, es que ocurra en la Comunidad Valenciana como en Cataluña, donde el escenario de crispación y ruptura social podría repetirse en toda la comunidad. También ha recordado que en estos tres años en el que gobierna Ximo Puig todavía no ha pisado el Palacio Provincial, “sede que representa a los 141 municipios de la provincia de Alicante”.

diputaciones Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La escasez del agua

Una de las preocupaciones de todas las administraciones en la Provincia de Alicante es el agua. El verano ha sido difícil para una provincia que necesita de este líquido para abastecer cultivos y a las poblaciones alicantinas. Por ello, la reunión de la Comisión Provincial del Agua que ha tenido lugar hoy en el Palacio Provincial ha sido para abordar el convenio que regula el trasvase Júcar-Vinalopó y por tanto, reclamarle al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la necesidad de ratificar este convenio. El diputado de Agua y Ciclo Hídrico, Francisco Sáez Sironi, pedía que se hagan las infraestructuras necesarias para que la desaladora de Torrevieja, la mayor de toda Europa, pueda producir los 120 hectómetros cúbicos para que esa agua pueda usarse en todas las comunidades de regantes. También solicitaran a Acuamed, que adopte las medidas necesarias para que las concentraciones de boro en el agua producida por las desaladoras de la provincia sean apropiadas para el regadío de cultivos sensibles a este elemento. Para el presidente de la Diputación, la reunión de mañana de Ximo Puig con Pedro Sánchez es una buena oportunidad para solucionar una situación que podría enquistarse si prosperan las pretensiones del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con el tema del trasvase del Júcar-Vinalopó.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante