L’Alfàs no olvida a las víctimas noruegas de la matanza de Utoya

Este domingo, 22 de julio, se cumplirán siete años de la masacre de Utoya, un atentado que conmovió a la sociedad noruega y también al municipio de l’Alfàs, que quiere honrar la memoria de quienes los sufrieron.

Utoya
Juega Limpio Orihuela

Este domingo, 22 de julio, se cumplirán siete años de la masacre de Utoya, un atentado que conmovió a la sociedad noruega y también al municipio de l’Alfàs, que quiere honrar la memoria de quienes los sufrieron a través de un comunicado oficial del alcalde, Vicente Arques, instando a noruegos, alfasinos y a todos los residentes de la localidad “a defender los valores de la solidaridad, la diversidad, la humanidad y una sociedad abierta y plural, frente al terror y la sinrazón que a nada conducen”.

En el séptimo aniversario del trágico atentado ocurrido en Oslo y en la Isla de Utoya, el alcalde de l’Alfàs del Pi, el socialista Vicente Arques, ha querido recordar en un comunicado oficial a las víctimas de Oslo y Utoya, a sus familiares, amigos, así como al pueblo y al gobierno de Noruega, para reafirmar que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las más graves amenazas para la paz y la democracia, y que todo acto de terrorismo es criminal e injustificable, independientemente de su motivación, lugar o de quien lo cometa. De ahí aprovechar esta fecha conmemorativa para mostrar “nuestro total apoyo y solidaridad con el pueblo noruego y especialmente con las víctimas y sus familias”.

Flores en señal de respeto al Parque por la Paz Johan Galtung de l’Alfàs

Este domingo se volverán a llevar flores al parque donde se erige la escultura de Agustín Ibarrola, símbolo de la solidaridad y la unión de los pueblos. Flores como rechazo a la violencia y en apoyo a las víctimas del terror. Flores junto a “La Escultura Paraboloide”, un trabajo original del escultor vasco comprometido en la lucha contra el terrorismo, integrada en el circuito del Mapa de la Memoria junto a los lugares donde se localizan otros refugios suyos: Alicante, Andoain, Ermua, Logroño, Murcia, Santander, Vitoria…

En palabras de Fernando Savater las esculturas de Ibarrola “son siempre refugios sólidos y desnudos, pero acogedores, parapetos contra los atropellos de la violencia y los desconsuelos del miedo”. Un parque al que da nombre un noruego: Johan Galtung  noruego de nacimiento, alfasino por elección, matemático,  sociólogo, científico, político y fundador de la disciplina mediador de conflictos, quien ha dicho en multitud de ocasiones: “para mi l’Alfàs es la ciudad de la paz”, satisfecho de dar nombre a un parque público donde se erige la escultura de Agustín Ibarrola contra el terrorismo en general y en particular en recuerdo a las víctimas de los atentados cometidos en Oslo y la Isla de Utoya. “El  terror nada puede cuando se unen los pueblos” son las escuetas palabras del pacifista noruego Johan Galtung en la inauguración del parque.

“No podemos ni queremos olvidar que l’Alfàs es el municipio Alicantino donde reside la colonia noruega más numerosa de toda España”

L’Alfàs del Pi con un censo de poco más de 22.000 habitantes destaca entre otras peculiaridades porque el 50% del censo lo conforman residentes de otras nacionalidades.

Casi 100 diferentes, sobresaliendo entre todos ellos el colectivo noruego. Si bien es cierto son 2.500 los empadronados se calcula viven más de 8.000: en l’Alfàs está el Club Noruego Costa Blanca con 47 años y más de 1.000 socios; en l’Alfàs hay 2 centros educativos noruegos; 2 residencias noruegas para personas mayores; tienen su Iglesia propia en  la zona de l’ Albir y el único Centro de Voluntariado existente fuera del país escandinavo, en Europa, se encuentra aquí.