El Hospital de Sant Joan niega a una paciente con bronquitis la prueba del COVID 19

La paciente, de 42 años, denuncia que lleva 12 días con fiebre y tos aguda y en el hospital de Sant Joan se negaron a hacerle la prueba del coronavirus, después de que una doctora le dijera que tenía todos los síntomas

0
521
Test Covid-19

En Diario de Alicante recogemos el testimonio de V.E., una mujer de 42 años que lleva 12 días con fiebre, tos aguda, dolor de pecho, problemas respiratorios, diarrea y vómitos. Según la OMS, todos ellos pueden ser evidencias de ser portador de coronavirus. 

V.E. fue el jueves 12 de marzo a su ambulatorio, tras, de repente, encontrarse empapada en la cama, con malestar general y 38 de fiebre. Le dieron medicación para reducir esos síntomas y la mandaron a casa. El lunes 16, habiendo empeorado su situación volvió al mismo ambulatorio, pues seguía teniendo fiebre, sentía escalofríos y tenía ataques de tos continuos. Aparte, como tiene hernia de hiato y colon irritable, había desarrollado problemas de estómago que se agravaban con la ingesta de medicación.

“Como apenas podía respirar, volví de nuevo al ambulatorio y allí me recetaron un antibiótico y un inhalador.. Me diagnosticaron bronquitis pulmonar y gastroenteritis”, explica la paciente. 

Tras 9 días tomando medicación, V.E. continuaba encontrándose mal, le dolía el pecho y seguía teniendo fiebre, tos y problemas digestivos que le impedían comer, así que decidió volver al ambulatorio este sábado pasado.

Una vez allí, el personal sanitario que la atendió y viendo el empeoramiento de sus problemas respiratorios y su nivel de deshidratación, provocado por los vómitos, la derivó al Hospital de Sant Joan para que la ingresaran. 

“Me dijeron que me tenían que ingresar porque presentaba un estado de desnutrición severa y me tenían que hacer pruebas por los problemas respiratorios”, señala la paciente. 

Cuando llegó allí, pasó por triaje y tras hacerle una radiografía y tras descartar que tuviera neumonía le dieron el alta y le recomendaron reposo y control ambulatorio. Sin embargo, V.E. aclara que, tras recibir el alta en el hospital tuvo que volver de nuevo ese mismo día al ambulatorio, donde, finalmente, le pusieron suero para combatir su alto nivel de deshidratación.

.
“Era dantesco el panorama. Yo estaba en una misma sala con más pacientes, varios de ellos personas mayores, que incluso tenían coronavirus”,

V.E.

Tal y como informa a Diario de Alicante, la paciente afirma que había un hombre mayor en muy mal estado de salud al que le dijeron que “podía ser que tuviera coronavirus y que debía pasarlo en casa”. 

V.E. vive en su casa con su pareja y con cuatro niños de diferentes edades y tiene mucho miedo de contagiarlos pues no sabe si tiene coronavirus.  “Pedí que me hicieran la prueba del COVID-19 y me dijeron que como no tenía neumonía, no me la hacían, que no había suficientes. Y me mandaron a casa. Y a otra persona mayor que la pidió, tampoco quisieron hacérsela”, explica la mujer.  

No me dijeron qué medidas preventivas debía tomar. Voy todo el día con guantes y mascarilla y desinfectando todo a cada momento”, apunta V.E. A día de hoy, sigue con fiebre, dolores de cabeza y tos. “Siento como si tragara cristales”, afirma.

“Que no digan que  no hay saturación en hospitales porque yo he estado allí y ni me han puesto gotero ni oxígeno ni nada, teniendo bronquitis pulmonar y deshidratación severa. Si no tienes neumonía, te mandan a casa”,

V.E.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.