Se abre el telón

David Ingelmo escribe un artículo de opinión sobre la formación de Gobierno.

Juega Limpio Orihuela

Como en los grandes estrenos, el Rey ha levantado el telón. Tras las obligadas consultas del monarca a los representantes de los partidos políticos para proponer un candidato a la presidencia del Gobierno, le toca el turno de mover ficha a Pedro Sánchez.

No sabemos si al final la película será una especie de “Pretty Woman”, con Sánchez regalando pretensiones a ERC a cambio de votos, o si al final será “Novia a la fuga”, con Rufián abandonando al presidenciable en el altar del Congreso en plena ceremonia de investidura.

Ahora mismo, lo único evidente es que estamos en “El camarote de los Hermanos Marx”. Tenemos las Cortes Generales más polarizadas de la historia reciente, con 19 partidos representados. Cada uno con sus pretensiones: unos pidiendo la independencia, otros volviendo al centralismo, y otros a verlas venir.

El caso es que ahora entramos en la parte más interesante de la película: la formación de una mayoría parlamentaria suficiente para poder investir a Sánchez en segunda votación y formar el primer gobierno de coalición de nuestra democracia con su ahora fiel escudero Pablo Iglesias. Y todo esto, en un contexto de polarización donde Vox está a caballo –nótese el sarcasmo- entre la derecha conservadora radical propia de sus cada vez más fieles votantes y ocupar la hegemonía de la derecha que el PP podría perder si apoya demasiado al gobierno.

En cualquier caso, lo importante es que empieza la obra, que tendrá acción, drama y mucha comedia. Crucemos los dedos y esperemos que no se baje el telón antes de tiempo, porque los espectadores ya estamos hartos.

David Ingelmo.
Politólogo. Málaga.