fbpx

Noticias de Alicante y provincia

jueves, 29 septiembre 2022

El retraso en los encargos impide servir todas las palmas blancas artesanas solicitadas

Las incertidumbres por el covid y la economía han retrasado los pedidos de enero a marzo sin poder dar respuesta a los requisitos de mayoristas.

Los encargos de palma blanca por parte de colectivos, que tradicionalmente comienzan a tramitarse en enero, se han retrasado este año hasta finales de febrero desbordando de trabajo a los artesanos ilicitanos en las semanas previas al Domingo de Ramos. La ola de covid tras la Navidad y las incertidumbres económicas que están marcando 2022 serían el motivo, apuntan las empresas hortícolas consultadas. Jorge García, de Palmas Hermanos García Magallón relata que «en enero las previsiones no eran buenas. Los clientes no se comprometían a nada. Empezamos a trabajar a medio gas con pocas previsiones y en cuestión de un mes, una locura. No hemos podido abarcar todo lo que los clientes quieren. En palmas lisas sí pero las trabajadas no ha dado lugar a hacer tantas como querían los clientes».

- Advertisement -

Palmas García Magallón es una empresa familiar que trabaja con mercado mayorista principalmente palmas trabajadas de un piso y solapas. También palma lisa. Son la sexta generación de una familia de artesanos y en la que continúa la tradición junto a dos hermanos y un primo.

También en Serrano Valero se han visto sorprendidos por los encargos concentrados en las últimas semanas. Atendiendo a ventas «como si fuese un año normal. Recuperarse de dos años malos es difícil pero la valoración es muy buena. El primer año fue catastrófico porque nos paralizaron prácticamente todos los pedidos». En 2021 «la gente de Elche y de cercanías se volcó». La venta se pudo hacer «con producto del año anterior y se medio salvó la campaña. Este año primero ha habido mucha incertidumbre porque no se sabía si había Semana Santa». La confirmación ha venido a última hora y han mantenido los pedidos de 2019, explica Paqui Serrano. En total, calculan encargos de «unas 5.000 piezas entre solapas y piezas grandes».

- Advertisement -

Serrano Valero vende a colectivos y al detalle sobre todo solapas, más económicas y fáciles de llevar, que es lo que más se vende aunque cada vez hay más demanda de piezas más trabajadas. Estas se elaboran con una medida desde los 30 centímetros hasta los tres metros de altura. Aunque venden el 90% de la producción en Semana Santa, durante el año atienden decoraciones y detalles para bodas, graduaciones u otros eventos.

La huelga de transportes hace mella en la exportación de palma blanca

El retraso de los pedidos ha perjudicado especialmente la actividad de empresas exportadoras. Es el caso de Tejidos de Yute, también afincada en Elche. Además de trabajar con mercado nacional, vende a distribuidores de Gran Bretaña, Francia e Italia. «Normalmente los pedidos suelen pasarlos en enero o febrero como mucho y este año, como el año pasado en Semana Santa, no ha habido mucho movimiento. Los clientes no han querido hacer acopio de mucha compra por lo que la venta ha sido muy escasa en comparación», afirma una responsable de la empresa. en su caso además venden tacos de yute que los costaleros se colocan sobre los hombros para soportar el peso de los tronos. La venta «no ha estado pero sigue siendo floja porque la gente no sabía si iban a tener permiso para salir o no». Asimismo, la firma se ha visto perjudicada por la huelga de transportes. «Para hacer los envíos con la huelga no íbamos a llegar a tiempo. Esta semana no se iba a enviar nada porque iba a estar fuera de plazo y no es algo que se va a usar luego».

ValenciàEspañol