fbpx

Cómo montar una empresa de reformas y pintura de casas

Si vas a dedicarte a pintar casas, es importante que uses pinturas antihumedad y así se lo hagas saber a tus clientes.

Actualmente, son muchos los profesionales de albañilería, fontanería o pintura que se han lanzado a montar su propia empresa de reformas. Es un negocio muy rentable que no requiere gran inversión, al no tener obligación de alquilar o comprar un local para atender a los clientes.

Estamos en una situación cambiante, aunque es un buen momento para emprender en el sector, ya que abarca infinitos nichos de mercado, lo que nos permite especializarnos. Así que si estás pensando en trabajar como autónomo o montar una pyme, te explicamos cómo arrancar.

Define bien tu público objetivo y tus servicios

Es importante que tengas claro a qué públicos quieres dirigirte. Por ejemplo, puedes empezar con reformas para casas de particulares, y conforme vayas aumentando tus ganancias, adquirir más material y contratar más personal para mantenimiento de comunidades de vecinos.

También es esencial que tengas claro si vas a dedicarte a la reforma integral, lo que conlleva un gasto inicial en maquinaria y herramientas de todo tipo, o especializarte en algún servicio como lapintura de casas. Una elección muy interesante ya que la inversión es mínima.

Además, es importante que trabajes tu presencia online, ya que internet es una puerta abierta para que clientes potenciales te encuentren.

Trabaja con productos de calidad y asegura plazos

Un elemento diferenciador frente a la competencia es el uso de materiales de alta calidad. Si vas a dedicarte a pintar casas, es importante que uses pinturas antihumedad y así se lo hagas saber a tus clientes. Además, hoy en día, el uso de pinturas ecológicas puede convertirte en la elección idónea para muchas personas, ya que apenas dejan olor, no contaminan y secan antes, propiedades muy a tener en cuenta. Y, por supuesto, las herramientas que uses han de estar en perfecto estado, ya que no da buena imagen llegar con máquinas oxidadas o cubos de pintura sucios.

Por otro lado, algo que demandan constantemente es la agilidad en la realización de los trabajos. Nadie quiere tener su casa “empantanada” un mes, ya que dificulta su día a día y más si viven varias personas en ella. Por eso, es realmente imprescindible que dejes claro desde el principio cuál va a ser el plazo de finalización y cumplas con el mismo. Es la mejor forma de que el cliente quede satisfecho y cuente contigo en un futuro o te recomiende.

Ofrece seguridad, limpieza y profesionalidad

Otro aspecto a tener en cuenta y quizás uno de los más importantes en los tiempos que corren, es el explicar a tus clientes y trabajadores que eres profesional y garantizas unas condiciones laborales seguras. Es decir, es preciso que trabajes con los equipos de protección individual adecuados, ya que además eso muestra el compromiso que tienes con tus empleados y evidencia la existencia de un plan de protección de riesgos laborales.

Las gafas de seguridad son un elemento básico ya que en trabajos de reformas te protegen a todos los niveles. Eligen bien el modelo en función de lo que vayas a realizar. Algunas evitan contacto con pulverizaciones de líquidos o sólidos calientes y protegen de rayos ultravioleta y aerosoles; otras de restos soldaduras o virutas de metal. Su uso es obligatorio para para protegeros de cualquier producto químico. 

Obviamente, ante las circunstancias actuales, la responsabilidad es un valor añadido, por lo que el cliente debe saber que vas a trabajar con mascarilla y con monos desechables en caso de resultar necesarios. Y, evidentemente, al acabar la reforma, el espacio quedará limpio y sin salpicadura alguna de pintura. 

Una relación de confianza entre cliente y profesional es vital para asentarte en el sector de las reformas, porque, al fin y al cabo, vas a trabajar en sus casas.  Así que ya lo sabes, define tu público, tus valores diferenciadores, promociona tus servicios y proporciona a tus clientes garantías de seguridad, confianza y profesionalidad. ¡Ponte en marcha!

CatalanSpanish