La madre y la hermana de Diana Quer se enzarzan en los juzgados

Tras la denuncia presentada ayer por Diana López-Pinel a Juan Carlos Quer por intento de atropello, madre e hija se han enzarzado ante los medios.

Juega Limpio Orihuela

La Guardia Civil ha detenido a Juan Carlos Quer, padre de la joven Diana Quer, por intentar supuestamente atropellar a su exmujer, Diana López-Pinel, quien presentó anoche una denuncia -acompañada de un parte de lesiones- en las dependencias de la Guardia Civil en Majadahonda (Madrid) en la que acusaba al detenido de intento de atropello en el garaje de la vivienda, de lesiones en la muñeca y de haberla golpeado.

A su vez, Juan Carlos Quer ha denunciado por injurias y calumnias a su exmujer poco antes de ser detenido. También ha presentado un parte médico que reflejaría que ella le había arañado durante la discusión en el aparcamiento. Finalmente ha quedado en libertad tras prestar declaración ante una juez. La magistrada, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ha rechazado las medidas cautelares solicitadas y el detenido sólo será investigado por un presunto delito de lesiones pues el juzgado especializado en violencia contra las mujeres se ha inhibido.

Valeria desmiente la agresión

La hija de ambos, Valeria Quer ha negado que haya habido tal agresión. «Es una completa locura lo que ha dicho mi madre, lo desmiento completamente porque es completamente falso, mi padre no es una persona agresiva», ha manifestado.

La joven se ha mantenido firme en defensa de la inocencia de su padre, «Cualquier persona que conozca a mi padre, que mire a mi padre, que vea cómo es mi padre, una persona seria de pies a cabeza, que pone cabeza en todo lo que hace». La joven ha pedido respeto sobre el asunto pues es «un asunto familiar» ha dicho.

Madre e hija se han enzarzado hoy ante las puertas de un juzgado de Majadahonda debido a los hechos acontecidos. Todo ha ocurrido ante numerosos medios de comunicación cuando López-Pinel manifestaba a los periodistas que su exmarido consiguió la custodia de su hija Valeria diez días después de la desaparición de su hermana mayor Diana.

«Está siguiendo con la misma dinámica y estrategia de manipular a mi hija, fijaos en qué condiciones está. Yo lo único que quiero es que mi hija esté a salvo y no lo está. Este señor va a tener que cumplir con lo que ha hecho», ha declarado.

Ha sido entonces cuando Valeria se ha acercado gritando, acusando a su madre de mentir y ha dicho que su padre «jamás la ha intentado atropellar ni pegar». «Papá no es agresivo», ha clamado mientras el novio y varios agentes de la Guardia Civil intentaban alejarla de la madre. «Si te ha pegado hasta a ti y tengo una denuncia (…) Este señor es un agresivo y un maltratador», le ha respondido su madre.