El Prior del Valle de los Caídos se opone a la exhumación de Franco

Santiago Cantera alega que resultaría una «vulneración de la libertad religiosa» actuar en un lugar sagrado sin contar con la autorización eclesiástica.

Juega Limpio Orihuela

El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha advertido al Gobierno que no permitirá el acceso a la basílica para la exhumación del dictador Francisco Franco hasta que el Tribunal Supremo responda a sus alegaciones.

El prior se ha dirigido a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en una carta en la que afirma que «la Abadía no autoriza el acceso a la Basílica con la finalidad de acceder a una ‘res sacra’».

La misiva responde a la anterior carta enviada por Calvo el pasado 3 de octubre en la que se concedió cinco días a la Abadía para responder si permitía la exhumación de Franco. La respuesta en este caso ha sido negativa pues el prior sostiene que la sentencia del Tribunal Supremo «no resuelve» las alegaciones que han presentado y por tanto sería una «vulneración de la libertad religiosa» pretender «actuar en un lugar sagrado sin contar con la autorización eclesiástica».

El prior recuerda que en su demanda esgrimían «vulneraciones de los derechos fundamentales» y afirma que la «última palabra» corresponde al Tribunal Constitucional y después al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. «El sometimiento a lo que los tribunales decidan no significa, en modo alguno, renuncia a los recursos que el ordenamiento nos ofrece ante una violación de derechos fundamentales», señala ya que «no existe consentimiento de la familia y se mantienen los principios religiosos y morales».

«Si autorizáramos ahora la exhumación no solo dejaríamos sin finalidad legítima los recursos de amparo que sin duda se producirán sino que careceríamos de justificación para oponernos -como nos opondremos- a la exhumación -anunciada en los escritos del Estado- de los 20 monjes benedictinos que yacen en el cementerio de la Abadía«, ha añadido. Señala también que este es un problema que se podría haber resuelto «con diálogo, comprensión y prudencia» por parte de los afectados.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Española (CEE) no ha querido valorar la carta del prior del Valle de los Caídos, que pertenece a la Congregación de Solesmes, monasterio benedictino situado en Francia y, por lo tanto, sobre el que la Iglesia española no tiene autoridad.