fbpx

Noticias de Alicante y provincia

domingo, 26 junio 2022

Huelga de autobuses interurbanos los días de Hogueras

Aeropuerto, Sant Joan d'Alacant, Mutxamel, Sant Vicent del Raspeig, El campello, Villafranqueza y la UA se encuentran entre los destinos afectados

Ante la falta de respuesta por parte de la Consellería de Movilidad, el comité de empresa de La Alcoyana ha ampliado la huelga existente para para las fechas del 21 al 24 de junio (ambos inclusive) durante las Fiestas de Hogueras, que se suma a la huelga indefinida de servicios nocturnos vigente y que afectará a todas las líneas interurbanas explotadas por la empresa.

- Advertisement -

Así las líneas afectadas son todas las que conectan Alicante con localidades de la comarca y con el aeropuerto, que entre otros dan servicio a El Campello, Sant Joan d’Alacant, Sant Vicent del Raspeig, Mutxamel, el Hospital de Sant Joan, La Alcoraya, Tángel, Villafranqueza, la Universidad de Alicante o Busot.

Los servicios mínimos todavía no se han establecido aunque se prevé que estén en torno al 30%. Por su parte, los búhos que comenzaron la huelga indefinida en Santa Faz se refuerzan ahora por Hogueras pero también se han incrementado los servicios mínimos del 30 al 40%. Estos autobuses son de las líneas 21N, 23N y 24N. Para los días de Fiestas hay que tener en cuenta que las últimas salidas serán a las 2 de la mañana. Y cuando terminen las fiestas lo mejor es preguntar al conductor porque como indica Iván Sessé, del Comité de Empresa de Alcoyana: «los fines de semana desde que llevamos en huelga hasta ahora están haciendo la última salida antes. Hay algunos que a la una de la mañana hacen la última salida».

La plantilla viene reivindicando desde hace años una serie de medidas que afectan directamente a sus condiciones laborales. Los trabajadores aseguran estar «en un limbo» y trabajar para varios ayuntamientos de la comarca pero «nadie nos atiende» y la empresa tiene los contratos prorrogados porque como la concesión está caducada desde hace unos años», «van prorrogando los contratos año a año». En La Alcoyana son 139 personas en plantilla, de los que 120 son conductores, indica Iván Sessé.
El Comité de Empresa denuncia jornadas de trabajo extenuantes sin tener en cuenta tiempos de descanso y otros cómputos, tiempos de recorrido insuficientes, ausencia de aseos en las cabeceras que provoca que en pleno S. XXI hagan sus necesidades en descampados, falta de medios humanos y materiales para dar un servicio de calidad, diferencias salariales con respecto a otros operadores del sistema T.A.M. La actualización de sueldos «es una de las reivindicaciones que es la menos importante en este proceso. es en la que podríamos llegar a un acuerdo más rápido tanto con la empresa como con la Conselleria». «Estamos moviendo anualmente en torno a más de cinco millones de usuarios y aumenta porcentualmente, quitando los dos años de la pandemia, en un 3% a 5% cada año. Y seguimos con unos horarios iguales desde 2015. Junto a los problemas de turnos denuncian que «el 90% de los turnos de trabajo están por encima de las ocho horas y media de conducción. En estas no están incluidos el tiempo los traslados a la base o de descanso».

A lo anterior señalan que se suma un futuro mapa concesional en el que Consellería divide la concesión en dos partes para que las exploten operadores distintos. Todo ello «sin escuchar a la parte importante y conocedora de toda la problemática del servicio que son los trabajadores», critica el comité de empresa. Junto a esta huelga anuncian futuras movilizaciones «para que de una vez se nos tenga en cuenta, se nos escuche y se dé solución a estos problemas que repercuten directamente en la calidad del servicio y que padecen directamente los usuarios con tiempos de espera en las paradas inaceptables y buses completos a los que no pueden acceder».

El comité de empresa añade que «tras la jornada de huelga convocada el día de Santa Faz, se estableció un primer contacto con Consellería, pero a día de hoy, casi dos meses después, la inacción y la falta total de respuesta por parte de la administración nos lleva a esta situación».

ValenciàEspañol