García Egea confirma a Emilio Bascuñana como alcaldable del PP en Orihuela

El secretario general de los populares ha anunciado en la capital de la Vega Baja su respaldo total al actual alcalde y deja la puerta abierta a que Dámaso Aparicio pueda dar el salto a nivel provincial. De esta forma, Génova se impone a Bonig y el PPCV renuncia a que "su candidato" sea el número "1".

García Egea (en el centro) junto a Dámaso Aparicio (izquierda) y a Emilio Bascuñana (derecha) en su visita a Orihuela.
García Egea (en el centro) junto a Dámaso Aparicio (izquierda) y a Emilio Bascuñana (derecha) en su visita a Orihuela.
PublicidadJuega Limpio Orihuela

La dirección nacional del Partido Popular ha hecho valer su fuerza para decantar la balanza en “el culebrón” del alcaldable popular de Orihuela. Finalmente, lo será Emilio Bascuñana, actual alcalde y afín a Pablo Casado. De esta forma, Génova frustra los planes del PPCV que había dado el visto bueno a la decisión del Comité Electoral de elegir a Dámaso Aparicio como candidato. El futuro de este último no se ha confirmado aún,  si será o no el número “2” en la listas, pero Teodoro García Egea ha dejado entrever que apunta a alguna institución provincial: “El partido se tiene que aglutinar en Dámaso Aparicio para que siga trabajando a nivel local y hacer un papel fuera de la localidad apoyando y apostando por el proyecto provincial que el PP tiene en marcha”. El secretario general del PP  ha jugado un papel fundamental para determinar “la decisión final”.

Orihuela ya conoce quien será el cabeza de cartel del PP a la alcaldía, Emilio Bascuñana. Después de un proceso farragoso en el que la dirección nacional y la dirección del PPCV han tensado la cuerda para designar o no al actual alcalde como próximo candidato popular a la elecciones municipales, Pablo Casado se ha impuesto a Isabel Bonig. La situación demandaba contundencia y determinación porque recordaba mucho al que se lleva produciendo en los últimos meses  en el PSOE de la ciudad de Alicante donde ha habido repetición de primarias, polémica entre candidatos y luchas internas entre el aparato local, autonómico y nacional. En las filas populares, ha sido “la mano derecha” de Casado, el murciano García Egea, quien se ha implicado al máximo para revertir la situación que se había dado el pasado viernes. Por un lado, ha obligado al PPCV a no ratificar la decisión del Comité Electoral, del PP de Orihuela, de elegir a Dámaso Aparicio como alcadable. Y por el otro, ha confirmado la candidatura de Bascuñana. Esto ha “tirado por la borda” los planes del PPCV de destronar al actual alcalde. Con esta decisión, García Egea espera que el PP se presente lo más unido y cohesionado a los próximos comicios en Orihuela.

Publicidad

Recordamos que es el PPCV quien tiene las competiciones para nombrar a sus candidatos en ciudades de entre 20.000 y 100.000, como es el caso de Orihuela. En esta ocasión, el Partido Popular de la Comunidad Valenciana será el encargado de designar a Bascuñana , aunque le llegue “impuesto” desde Génova.

Jugada con doble intención

El pasado viernes saltaron los cimientos del PP oriolano. El Comité Electoral, a sabiendas de la visita de hoy de Teodoro García Egea, realizó un nuevo desafío a Génova nombrando a Dámaso Aparicio como alcaldable. Esto le permitió tomar ventaja al PP de Orihuela y obligó a pronunciarse a la dirección nacional. La reacción no se hizo esperar y durante el pasado fin de semana, García Egea intervino para llegar a un posible acuerdo entre las dos partes y para refrendar totalmente a su candidato, Emilio Bascuñana, como hoy ha hecho.

El acuerdo que no se ha confirmado

Durante el pasado fin de semana, se comentó un posible acuerdo que el propio Teodoro García Egea no ha confirmado hoy. Desgranando un poco, se dijo que este hipotético pacto incluiría una lista consensuada entre los dos “bandos” del partido para que estén integradas “todas las sensibilidades”. De esta forma, Emilio Bascuñana y Dámaso Aparicio eligirían “a partes iguales” su equipo.

Por último, se dejó entrever que Aparicio querría en los  primeros puestos a sus más afines   como son Begoña Cuartero, secretaria general del partido, o a Juan Gómez, responsable de Nuevas Generaciones, que ocuparían puestos con posibilidades de ser elegidos concejales. Bascuñana también impondría los suyos.

Finalmente, habrá que esperar si este posible acuerdo equitativo queda refrendado en las próximas listas electorales. Lo que sí queda claro es el apoyo total de la dirección nacional del PP a Bacuñana: “El partido va a seguir unido en torno a la figura de su alcalde y candidato”, apuntó García Egea.

 

 

 

 

 

 

Publicidad