fbpx

Elche celebra el XX aniversario del Misteri como Patrimonio de la Humanidad

El presidente del Patronato remarca que, gracias a la declaración de la Unesco, “el Misteri tiene hoy mayor reconocimiento social”.

El Misteri d’Elx cumple dos décadas como Patrimonio de la Humanidad. Fue en una jornada como la de hoy de hace veinte años, en París, cuando la Festa inauguraba la categoría de bienes inmateriales de la Unesco.

Este martes 18 de mayo, para conmemorar la efeméride, se ha programado una serie de actividades como coloquios en el Centro de Congresos, una exposición fotográfica en la Corredora y un oficio religioso, al igual que un acto institucional en el que no han faltado motetes y que ha congregado —con todas las medidas higiénico-sanitarias— a diversas autoridades y amigos del Misteri frente a la puerta Mayor de la basílica de Santa María, el indisociable escenario de un drama asuncionista que ha sobrevivido a toda clase de vicisitudes, incluyendo a la pandemia que, en 2020, dejaba a los ilicitanos e ilicitanas sin las esperadas representaciones.

El alcalde de Elche, Carlos González; el embajador delegado permanente de España ante la Unesco, Andrés Perelló; la consellera de Desarrollo Rural y Transición Ecológica, Mireia Mollà; el presidente ejecutivo del Patronato del Misteri d’Elx, Francisco Borja; y el rector del templo, Ángel Bonavía, han rememorado aquel lejano día primaveral de 2001.

Señalando la Festa como pilar fundamental para la identidad colectiva del pueblo de Elche desde hace cinco siglos, todo ello ante un nutrido público de viandantes, representantes de instituciones locales, provinciales, autonómicas y nacionales —como miembros del Equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, la consellera Carolina Pascual y la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador—, personalidades destacadas del ámbito cultural —como el rector de la UMH, Juan José Ruiz— y eclesiástico, y, por supuesto, miembros de ayer y hoy de la gran familia del Misteri, a las que González ha trasladado su “sincera gratitud” por “hacer realidad la Festa cada año”.

“El Misteri es devoción, cultura, tradición, teatro, gesto y lengua. Pero, sobre todo, es el sentimiento de un pueblo y su tenacidad por conservar sus tradiciones”, ha manifestado el regidor, que ha aprovechado para reafirmar nuevamente el compromiso del Ayuntamiento con la Festa en cumplimiento del acuerdo del Consell Municipal de 11 de marzo de 1609, llamando a continuar trabajando para “seguir enraizando la Festa en los corazones de la ciudadanía y que así la trasladen a las futuras generaciones y, por ende, lo proyecten a la humanidad”.

El munícipe, que ha admitido que aún es “pronto” para saber si en este 2021 se podrán reanudar las funciones, ha descrito el estallido de júbilo que supuso el nombramiento del Misteri como Patrimonio de la Humanidad hace veinte años, añadiendo que el recuerdo de la fecha sirve para “agradecer a quienes contribuyeron a esta joya cultural a lo largo de la historia y a los protagonistas que encabezaron el equipo de trabajo para que el jurado de la Unesco reconociera nuestro bien más preciado”. Entre ellos, ha destacado la figura del malogrado Joaquín Serrano, presidente de la Junta Rectora por entonces, y del exalcalde Diego Maciá: “Ambos cumplieron un papel determinante”, recalcando que “los grandes acontecimientos de una colectividad se apoyan en individuos clave como, sin duda, ellos lo fueron”.

El embajador Perelló ha alabado a Elche por ser un municipio excepcional en España y a nivel internacional al poseer tres declaraciones Unesco en diferentes categorías, y ha puesto en valor “la voluntad y la convicción” de los ilicitanos y las ilicitanas por preservar un bien que “entronca con el mensaje de construcción de la paz propugnado por la Unesco, especialmente en tiempos tan difíciles”. “La Festa d’Elx”, ha continuado, “es un capital cultural poliédrico: no es solo fe, es calidad artística que nace de la sociedad y lo ofrece al resto del planeta, y esta obra permanece e identifica, en un mundo en el que nada dura, a un pueblo con anhelo de perpetuarse, porque únicamente tiene sentido aquello que perdura y se sostiene en la historia”.

La consellera Mollà, que ha transmitido la felicitación de la Generalitat al ser la Festa “una de las principales señas de identidad de la sociedad valenciana al ser único testimonio del teatro medieval asuncionista gracias al trabajo infatigable de nuestros antepasados”, ha instado a proseguir en la tarea de difusión dentro y fuera de nuestras fronteras en lo que ha definido “uno de los mejores proyectos colectivos del pueblo ilicitano”, siendo su grandeza “que haya sido de capaz mantener vivos los textos, la música y la liturgia, la tradición oral que fomenta la cohesión y evidencia el amor de Elche por su tradición más importante”.

El presidente del Patronato ha remarcado que, gracias a la declaración de la Unesco, “el Misteri tiene hoy mayor reconocimiento social y, en consecuencia, cumplimos con el legado que nos dejaron quinientos años de gente como nosotros, ilicitanos de pro, que hicieron que la Festas fuera y siga siendo un hito”. Por su parte, Bonavía, que ha trasladado a los presentes el saludo del obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, ha expresado que “la presencia de la virgen en el sentir popular ilicitano forma parte de la esencia de Elche”, y ha apelado a hacer de esta jornada “un día grande para fortalecer nuestros lazos de unión y cooperación a favor del Misteri”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish