Elche amplía sus líneas de autobuses que van a los cementerios

La actualización y digitalización de los nichos ha conseguido que se recuperen hasta 178 nichos

cementerios Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
PublicidadJuega Limpio Orihuela

En el Día de Todos los Santos el principal problema es el estacionamiento y acudir al cementerio en vehículo, por ello la edil de Movilidad de Elche, Esther Díez, explicó la ampliación de horarios de los autobuses que van a los cementerios desde el lunes. Otra de las cosas que se ha realizado a los días previos al 1 de noviembre ha sido el trabajo de limpieza en los cementerios, adecuando zonas de estacionamiento para facilitar los accesos. El edil de Cementerios, Héctor Díez, aconseja que la ciudadanía utilice el transporte público y ha facilitado los horarios que tendrá estos días el cementerio, siendo de las 7:30 horas hasta las 19:00 y el día 1 de noviembre se abriría media hora antes cerrándose a las siete de la tarde, doce horas para poder visitar a nuestros seres queridos.

El horario de autobuses que van a los cementerios se ha ampliado también desde el lunes. La edil de Movilidad, Esther Díez, ha dado los horarios que comenzará a partir de las 7 hasta las 22:30 horas en las líneas G, I, K y L. La línea que va al Cementerio Nuevo tendrá una frecuencia de 20 y 40 minutos desde las 8:30 hasta las 18:30. La línea CN tendrá una frecuencia de 12 y 15 minutos desde las 8:30 hasta las 18:30. En cuanto a las líneas que van al Cementerio Viejo la frecuencia será como la de un festivo para el día 1 de noviembre y la del Cementerio Nuevo para ese día su frecuencia será de unos 10 minutos. El precio del servicio seguirá siendo de 1,35 euros.

 

Recuperación de nichos

Desde hace algunos años se impulsó una campaña en Elche para actualizar y digitalizar la información acerca de los nichos de los cementerios, el resultado ha sido la recuperación de 178 nichos, ha explicado Héctor Díez.

“Se ha llegado a un acuerdo con las familias, que o bien ya no querían el nicho o han decidido trasladar a sus familiares difuntos a otro lugar”, ha matizado el edil de Cementerios. La importancia de tener estos datos de contacto de los herederos de los nichos es que el Ayuntamiento pueda disponer de ellos, para así, rehabilitarlos si están deteriorados y ponerlos a disposición de la ciudadanía, lo que supone para el Ayuntamiento un ahorro importante.

La ciudadanía está cambiando sus costumbres y en vez de enterrar incineran a sus seres queridos, una demanda del 40% que va en aumento cada año. En la parte norte del Cementerio Nuevo se esta llevando a cabo la primera fase de la manzana J con un coste de 350.000 euros, con 440 nichos totales de los cuales 312 serán individuales y 128 dobles.