Cementerios alicantinos en cuyas lápidas y paredes guardan secretos que casi nadie conoce

Las necrópolis de Alicante, Elche, Alcoy, Orihuela, Torrevieja y Dénia son una muestra de lugares con historia de toda la provincia alicantina, donde podría destacarse los monumentos dignos de museo o los personajes ilustres que han dejado su huella

cementerios Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
RSU Orihuela

El Día de Todos los Santos es una fiesta cuya tradición más destacada es visitar los cementerios donde están enterrados nuestros seres más queridos. Acudir a las tumbas a recordar a nuestros difuntos llevándoles flores, es una celebración que se realiza en todo el territorio nacional y su origen es religioso. Esta efeméride se remonta a mediados del siglo IX cuando el papa Gregorio IV hizo extender la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia Católica. Otro ejemplo lo podemos ver en el libro de José Zorrilla en su obra de “Don Juan Tenorio”, cuya relación con la muerte se encuentra en el acto final que tiene lugar en la noche de Todos los Santos. En la provincia de Alicante como en otras lugares de España también se peregrina al cementerio para ver la lápida de aquellos que ya no están entre nosotros para llevarles flores y obsequios. Todos los municipios alicantinos organizan servicios de autobuses continuados para estas fechas, evitando un serio problema de estacionamiento.

cementerio Diario de Alicante

El camposanto de la gripe

El camposanto de Nuestra Señora del Remedio de Alicante cumple este año sus cien años. El anterior cementerio, el de San Blas, ubicado a las faldas del Tossal se había quedado pequeño. La ciudad marinera y huertana, de unos sesenta mil habitantes, se expandía hacia la necrópolis, dejando a la urbe demasiado cerca, por este motivo se decidió construir el actual camposanto más alejado de la población. El responsable de la construcción del cementerio lo realizó el arquitecto Francisco Fajardo Guardiola con un diseño de cuadriculas, calles paralelas y pequeñas replacetas. La famosa epidemia de gripe de 1918, que se llevó por delante a casi 400 alicantinos, hizo que se acelerase las obras que habían empezado unos meses antes, improvisando una fosa común. La inauguración oficial del camposanto alicantino se produjo el 17 de julio de 1924, por el alcalde Miguel Salvador Arcángel. Como en muchos otros cementerios, la guerra civil española fue objeto de ejecuciones sobre las paredes de estas necrópolis, el de Alicante no iba a ser una excepción. En el cementerio de Alicante reposan personajes ilustres como el poeta Miguel Hernández, el torero Ángel Carratalá y el político falangista José Antonio Primo de Rivera, que se encuentra en una fosa común junto a víctimas de la guerra y postguerra.

cementerios Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La necrópolis de la fiebre amarilla

Elche cuenta con dos necrópolis, una de ellas, con doscientos años de antigüedad. El Cementerio Viejo forma parte del Itinerario Cultural de la Ruta Europea de Cementerios Significativos. Este recinto se construyó en 1811 impulsado por las autoridades sanitarias a que estuviesen lejos de las urbes y una Real Cedula de Carlos III, fechada el 3 de abril de 1787, en la que ordenaba la construcción de cementerios ventilados. Anteriormente a la ubicación de este camposanto se enterraban cerca de las iglesias como la Basílica de Santa María, la de San Salvador o la de San Juan, así como en las capillas y criptas de estos recintos. La fiebre amarilla del verano de 1811, en plena guerra contra los franceses, redujo la población en un cuarenta por ciento y por tanto, la Junta Local Sanitaria decidió trasladar los cadáveres fuera de la ciudad. En 1848 se construyó la ermita que estaba propuesta tres años antes y que fue gracias a la aportación de Mariano Roca de Tagores, Marques de Molins, que efectuó un generoso donativo de ocho mil reales. En el camposanto ilicitano reposan destacados personajes como los historiadores Aureliano y Pedro Ibarra, el arqueólogo Alejandro Ramos, el compositor Alfredo Javaloyes, el geógrafo Blas Valero, el capitán Ramón Lagier o el pintor Vicente Albarranch. En cuanto al Cementerio Nuevo están enterrados los pintores Sixto Marco y Andreu Castillejos.

cementerios Diario de Alicante
Alcoy

Criptas de diseño modernista

Lo mismo que le ocurrió al camposanto ilicitano, Alcoy construyó el primer cementerio ventilado extramuros en el llamado Cementeri Vell en el año 1812. Pero en 1885, por la proximidad al núcleo urbano y a la fuerte epidemia de cólera se procedió habilitar de forma provisional el recinto del actual Cementerio Municipal de Cantagallet o de San Antonio Abad y por tanto se clausuró el anterior camposanto. Alcoy ha tenido cuatro emplazamientos para enterrar a sus ciudadanos, los dos primeros eran cementerios parroquiales establecidos durante la Edad Media, el tercero fue el proyecto del Cementeri Vell por motivos de higiene y por último, el actual camposanto situado encima de una montaña. En el año 2012, se incluyó en la Ruta Europea de Cementerios a la vez que se celebraba su bicentenario. Se dice de este cementerio, que es un fiel reflejo de la sociedad industrial alcoyana. El proyecto de esta necrópolis lo realizó el ingeniero industrial Enrique Vilaplana Juliá, situándolo en la carretera de la Font Roja. La concepción modernista con un diseño parecido al de una ciudad, con galerías subterráneas semejantes a las catatumbas romanas con nichos a los lados y ventiladas con iluminación natural, hacen de esta necrópolis una de las más interesantes de la Comunidad Valenciana. El Panteón de Alcoyanos Ilustres entre otros muchos panteones son dignos de visitar por sus estilos eclécticos, modernitas, racionalistas y vanguardistas. En esta villa de los muertos descansan personajes ilustres como el alcalde asesinado en la revuelta obrera de 1873, Agustin Albors o el pintor y escultor Fernando Cabrera Cantó.

cementerios Diario de Alicante
Orihuela

El cementerio de la ruta hernandiana

El cementerio de Ntro. Padre Jesús de Orihuela, se construyó el 26 de octubre de 1806, siendo obispo Don Francisco Cebrían Valda y como en otros camposantos se debió su traslado a la época de Carlos III. Los enterramientos hasta entonces se realizaban junto a las iglesias, para más tarde desplazar las sepulturas a la nueva ubicación. Destaca el panteón del Cabildo Catedralicio de Orihuela de 1807, también el panteón neogótico del Gobernador de la isla de Ilocos (Filipinas) de finales del siglo XIX; panteón de la casa de Rafal, perteneciente a los marqueses de Rafal (Grandes de España). Nos encontramos con tumbas de ilustres escritores oriolanos, como Ramón Sijé, que forma parte de la ruta hernandiana, Adolfo Clavarana, Augusto Pescador y Joaquín Mas Nieves entre otros. El cementerio oriolano ampliará su plantilla a partir del 26 de octubre hasta el 2 de noviembre, en cuatro trabajadores para estos días, en los que la gente van a ver a sus difuntos, de este modo, la plantilla contará con diez trabajadores. A partir del 31 de octubre hasta el 1 de noviembre el acceso en vehículo de motor estará prohibido, atendiendo a criterios de seguridad vial.

cementerios Diario de Alicante
Torrevieja

Destacados panteones

Torrevieja dispone de dos cementerios, el más pequeño está ubicado en la pedanía de la Mata. El cementerio de la ciudad torrevejense tienen elementos protegibles por su valor histórico y arquitectónico. Hace poco tuvieron que derribar una manzana de nichos en estado ruinoso, contemplando una nueva construcción de zonas verdes y ampliando el recinto para albergar nuevas sepulturas. La necrópolis de Torrevieja destaca por el Panteón de Doña Sinforosa Moreno Cobos y esposo, construcción que data de 1908; Panteón de D. Pedro Márques Brower y Familia; Panteón de D. Patricio Sala y Hermanos; Cripta de D. Ceferino Talavera, de 1890, y la Cripta de la Familia Talavera y Seco, de 1903.

 

cementerios Diario de Alicante
Dénia

 La lápida de madera

En el cementerio de Dénia, denominado también el de la Basa, fue construido el 17 de febrero de 1813. En este camposanto destacan una cruz central, que hace alusión a la guerra de Cuba y la pared del paredón de fusilamiento durante la guerra civil en el que hay una placa conmemorativa. Otra de las curiosidades de este cementerio es el bombardeo en una de las paredes de esta necrópolis durante la guerra civil por un buque de guerra. En casi todos los cementerios predominan lápidas de piedra, pero en el de Dénia existe una lápida de madera que pertenece a un chico que murió con 22 años en el año 1943. Personajes ilustres enterrados cabe mencionar el tenor Cortis, el historiador Roc Chabas, Manuel Hedilla y sin conocimiento del gran público está enterrado al sacerdote privado de Franco.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante