El cierre de todas las clínicas de iDental en la Comunidad Valenciana deja sin tratamientos a un millar de pacientes

La nueva directiva de la compañía se querellará contra los anteriores gestores por las irregularidades detectadas

iDental Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

El cierre de la clínica iDental en la Comunidad Valenciana está dejando sin tratamientos ya pagados, o que estaban pagando, a un más de 500 pacientes sólo en la provincia. La Asociación Nacional de Afectados por iDental, bajo las siglas IDAFI, ya estuvieron desde abril reuniéndose con miembros parlamentarios del Congreso para aportar las reclamaciones y deficiencias de los tratamientos de esta clínica dental low cost. El incumplimiento de las clausulas del contrato de prestación de servicios de la compañía, los errores en el diagnóstico, la desatención de los pacientes y la falta de experiencia de los profesionales contratados son algunas de las quejas manifestadas por esta plataforma de afectados. El presidente de Adafi, Francisco Javier Camacho, exponía que “los casos de afectados se estiman en unos 10.000 en todo el territorio nacional”, esto provocó que dirigentes de la compañía tuviesen que explicar una solución inmediata a las miles de reclamaciones interpuestas en los distintos organismos de Consumo, Colegios de Odontología y Ministerio de Sanidad. Esta semana, la respuesta de la clínica iDental ha sido echar el cierre de todos sus centros de toda la comunidad, sin posibilidad que los tratamientos que han quedado sin acabar, puedan terminarse en otras clínicas más cercanas de la compañía. Desde el departamento de Comunicación de la compañía ha remitido un comunicado explicando que los nuevos administradores trabajan para ofrecer la mejor solución posible a los problemas que aqueja la compañía. La nueva dirección está manteniendo contacto con entidades financieras, a efectos de facilitarles cuanta información sea necesaria relativa a los tratamientos clínicos que los pacientes pudieran tener pendientes de terminación. En la nota de la compañía menciona la situación de los trabajadores a los que pretende darles una solución que les garantice su viabilidad. El comunicado finaliza mencionando que la actual administración “ha interpuesto una querella contra el anterior equipo directivo por las irregulares detectadas en la gestión, en ella aparecen, entre otro, Luis Sans, Domingo Bejarano y José Luis González Sánchez”, una querella que como explica la nota de prensa se presenta sin perjuicio de otras acciones legales que correspondan posteriormente. No obstante, nos hemos puesto en contacto con la oficina de la OMIC en Alicante y nos comentan que la empresa está declinando el arbitraje por lo que el siguiente paso es el de acudir a los tribunales. La recomendación que hace la OMIC, ante el cartel de cierre de las clínicas iDental de la Comunidad Valenciana, a aquellos afectados a los que les han dejado sin finalizar su tratamiento de implantes, ortodoncias y otros servicios es el de ponerse en contacto con la plataforma o asociaciones de consumidores, ya que así, el pleito podría salir más económico al hacerlo en grupo. Los usuarios afectados piden que se les devuelva el dinero para poder acudir a otras clínicas para terminar sus tratamientos y mientras tanto, una hoja en las puertas de las clínicas de iDental informan que el personal está trabajando para remitir los historiales médicos a los afectados, con el fin de que puedan seguir sus tratamientos en otros centros odontológicos.