fbpx

Echávarri, exalcalde de Alicante, niega cualquier relación con la emisión de las facturas del caso Comercio

El jefe de Gabinete de Echávarri alega que las facturas llegaron a la Alcaldía.

El exalcalde socialista de Alicante Gabriel Echávarri ha negado este lunes, a preguntas de su abogado, cualquier relación con la emisión de las 25 facturas que originaron el llamado ‘caso Comercio’, que se juzga desde este lunes en la Audiencia provincial, y ha dicho que solo supo de ellas cuando el jefe de servicio de Comercio alertó sobre la cuestión. Así, ha indicado que se puso “en manos” de la Intervención y de los servicios jurídicos municipales.

El proceso, en el que también están siendo juzgados dos de sus exasesores, arrancó tras la denuncia del PP por un supuesto fraccionamiento de contratos por casi 190.000 euros en las Navidades de 2016 por campañas de publicidad.

En la primera sesión del juicio, Echávarri solo ha contestado a preguntas de su abogado y ha negado que negociara con las empresas que emitieron las facturas: “Nunca, es falso”, ha dicho. Así, ha comentado que supo de esas 25 facturas en febrero de 2017 cuando su jefe de gabinete, Lalo Díez, le comentó que el jefe de servicio de Comercio le había transmitido la situación.

El exedil ha dicho que se puso en contacto con el jefe de Servicio a quien le solicitó las facturas porque no las tenía y se puso “en manos” del interventor y de los servicios jurídicos. “Hice lo que me dijeron”, ha mantenido y ha alegado que aunque no sabía qué empresas eran, sí ha reconocido que eran “conocidas” porque eran medios de comunicación.

CONTRADICCIONES

Gabriel Echávarri únicamente ha respondido a su abogado por lo que el fiscal, Felipe Briones, ha puesto en conocimiento del tribunal que esa negativa “produce una contradicción respecto a lo que el acusado ha declarado en la instrucción”, donde el exalcalde se avino a declarar.

Así, ha apuntado que si se compara con esta sesión existen, a su modo de ver, “contradicciones” y ha reclamado “visionar la declaración del investigado” en su momento en instrucción. Por contra, el abogado de Echávarri ha defendido su derecho a declarar o no y ha negado que haya “diferencia” con respecto a la instrucción.
El tribunal ha indicado que al término de las declaraciones de los tres acusados valorarán la petición de la Fiscalía.

El jefe de Gabinete de Echávarri alega que las facturas llegaron a la Alcaldía

Por otra parte, Lalo Díez, quien fuera asesor y jefe de Gabinete del exalcalde socialista de Alicante, Gabriel Echávarri, ha explicado que las 25 facturas que dieron origen al llamado caso Comercio llegaron a Alcaldía para ser sancionadas porque habían pasado un filtro y se había corroborado que el trabajo “se ha prestado”.

Díez se ha pronunciado así a preguntas de su defensa en la primera sesión del juicio en el que se sienta en el banquillo junto al propio Echávarri y a otro asesor de la Concejalía, Pedro de Gea, por el supuesto fraccionamiento de contratos relativo a 25 facturas por 190.000 euros en campañas de promoción.

Díez, que solo ha contestado a su defensa, ha dicho que desempeñaba diferentes funciones como coordinar protocolo y comunicación, además de organizar las salidas del alcalde así como facilitarle información de las concejalías y contratar publicidad y actos de protocolos.

En ese sentido, ha indicado que contaba con firma digital para sancionar las facturas y que esa clave estaba en el ordenador de su mesa, que también tenía instalada la firma del exalcalde.

“Las sanciono en el ordenador porque todas pasan un filtro”, ha asegurado sobre la validación de unas facturas de las que se ha corroborado que han sido emitidas “correctamente y el trabajo se ha prestado”.

Ha relatado que él tuvo relación con cuatro de las 25 facturas puestas en duda: sobre una campaña de una emisora de radio; otra sobre el pasajero 12 millones del aeropuerto; una campaña de promoción comercial en un diario local para que todos los anuncios fueran sobre el comercio de Alicante y una campaña de publicidad en las localidades de la provincia.

“No hay ninguna relación entre las facturas”, ha sostenido y ha dicho que solo formaban parte de la campaña promocional de la ciudad.
Asimismo, ha planteado que solo en el caso del diario local acudió a una reunión junto al asesor Pedro de Gea y que no supo nada de las facturas hasta que el jefe de servicio se puso en contacto con él en febrero; le transmitió al entonces alcalde la situación y el jefe de servicio habló con el alcalde.

Sobre su relación con los medios de comunicación, ha recordado que como exedil socialista, exportavoz del grupo, ha sido tertuliano de muchas emisoras y conoce los medios. Sin embargo, ha puesto en valor que todos los informes recalcan que los”trabajos “se han realizado”; que no hubo reuniones para marcar un sentido y que “durante todo el procedimiento no ha habido ningún técnico que haya puesto en duda el proceso: bien, mal o regular”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish