Noticias de Alicante y provincia

lunes, 5 diciembre 2022

La Diputación activa los primeros préstamos para los afectados por el incendio de La Vall d’Ebo

Mazón: “Nuestra prioridad es que los ayuntamientos cuenten con liquidez para afrontar con solvencia los daños producidos”.

La Diputación de Alicante ha activado, a través de la Caja de Crédito Provincial para Cooperación, los primeros préstamos para los ayuntamientos afectados por el incendio forestal registrado este verano en La Vall d’Ebo con el fin de que puedan hacer frente a los daños producidos por este grave desastre natural.

- Advertisement -

Para ello, el Consejo de Administración del organismo provincial reunido ayer autorizó la concesión de créditos a los consistorios de Famorca, Tormos y Vall de Gallinera. En el caso de este último municipio, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, ha firmado hoy mismo con su alcalde, Ignasi Mora, la operación, por importe de 100.000 euros destinados a cubrir las necesidades transitorias de tesorería. El préstamo aprobado para Tormos asciende también a 100.000 euros, mientras que Famorca ha solicitado 22.500 euros.

“Con estos préstamos queremos dotar de liquidez a los ayuntamientos afectados por el incendio para que puedan afrontar en mejores condiciones la reparación de los graves desperfectos que éste provocó en infraestructuras y bienes, cultivos y explotaciones agropecuarias”, ha explicado Mazón, quien ha detallado que estas operaciones a corto plazo son muy ventajosas para los ayuntamientos ya que se conceden con un tipo de interés del 0% y están exentas de comisiones.

- Advertisement -

Asimismo, el presidente ha recordado que, como medida excepcional para los municipios afectados, la Diputación ha acordado incrementar de 100.000 a 300.000 euros el importe máximo de las operaciones de crédito a corto plazo. “Los ayuntamientos que lo necesiten van a poder contar este año de forma extraordinaria con esa cantidad porque nuestro compromiso con nuestros alcaldes es absoluto”, ha señalado.

Esta medida se enmarca en el plan que la institución provincial ha activado de forma urgente para apoyar a los ayuntamientos ante esta catástrofe. Entre la batería de medidas que se han impulsado se encuentra también la concesión, por parte del Patronato Costa Blanca, de un paquete de ayudas dotado con un millón de euros para la dinamización y promoción de las localidades y el diseño de planes específicos para recuperar la actividad turística. Las subvenciones serán de hasta 30.000 euros por municipio.

Además, la institución provincial recogerá en su presupuesto de 2023 una partida económica de 63.000 euros para ayudar a los municipios en la redacción de los planes de prevención de incendios forestales y otra de 150.000 euros para la convocatoria dirigida a la redacción de proyectos de mejora de masas forestales. Ambas partidas se incrementarán con remanentes hasta 1.500.000 euros y 2.000.000 euros, respectivamente. También se colaborará con la Generalitat en la recuperación de la cubierta vegetal de la zona.

Asimismo, Suma ofrece anticipos extraordinarios y concede aplazamientos para los pagos fraccionados, al tiempo que amplía el periodo de pago voluntario.

La adecuación de caminos para mejorar las comunicaciones de los municipios de La Vall de Laguar, La Vall d’Ebo y La Vall de Seta, para lo que se consignarán 600.000 euros en 2023, es otra de las propuestas recogidas en este plan de apoyo que contempla también la puesta a disposición de los ayuntamientos de un equipo técnico para la consulta, asesoramiento y redacción de proyectos que puedan acogerse a las ayudas impulsadas por las distintas administraciones.

“Tal y como nos comprometimos durante los primeros días del incendio, desde la Diputación de Alicante hemos puesto todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a los ayuntamientos a superar esta crisis medioambiental”, ha concluido Mazón.

CatalàEspañol