fbpx

Denuncian el bloqueo de 200 nuevos agentes de Policía Local al suspender su formación

El sindicato CSIF exige a la consellera Bravo que asuma “el mando” para iniciar de inmediato el curso básico paralizado.

El sindicato CSIF ha exigido por escrito a la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, que “asuma el mando inmediato” y “tome las decisiones oportunas para evitar que continúe el declive del Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias y de la Agencia Valenciana de Seguridad”. La central sindical ha hecho esta petición ante el bloqueo que sufre la formación de 200 agentes de Policía Local de diferentes municipios de la Comunidad Valenciana.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que esos 200 agentes han visto cómo su curso de formación teórica quedaba suspendido 48 horas antes de iniciarse y sin que les avisaran de cuándo se retomará. El asunto reviste especial gravedad, ya que se trata de personas que han superado su oposición y que no pueden ocupar su plaza en el ayuntamiento correspondiente hasta que no realicen las 700 horas de formación teórica, que es la que iban a recibir en este curso.

CSIF, en el escrito presentado ante Conselleria, recalca “la nula comunicación con todos los alumnos afectados, que genera una situación de incertidumbre e inseguridad”. Muchos de ellos habían alquilado vivienda para realizar el curso y ahora ven que no pueden realizar esta formación obligatoria para acceder a su plaza de funcionario. Además, “se encuentran en una situación de difícil encaje administrativo, ya que dependen funcionalmente del Ivaspe y no procede que presten servicios en ayuntamientos ni que les nombren interinos”.

La central sindical, del mismo modo, avisa que la demora en el inicio de este curso «supone obligatoriamente que se vean retrasados los posteriores”. De hecho, en este primero se quedaron numerosos agentes sin plaza y a la espera de la convocatoria del siguiente curso.

El sindicato alerta del notable perjuicio para el servicio público que supone este bloqueo de la incorporación de los agentes al paralizarse su formación, que resulta especialmente grave en la actual coyuntura de plantillas mermadas por vacantes no cubiertas debido a los años sin convocar oposiciones.

CSIF subraya que “este hecho pone de relieve el desmantelamiento que sufre en la práctica el Ivaspe, como también lo ha demostrado recientemente la renuncia de 53 instructores de este instituto que llevan desde 2019 sin percibir sus emolumentos”. A estas circunstancias se une la falta de un reglamento adecuado de funcionamiento, la carencia de la bolsa autonómica de interinos a disposición de las corporaciones a la que se comprometió la Agencia de Valenciana de Seguridad o no haber elaborado un temario a disposición de opositores.

El sindicato, ante la gravedad de la situación, ha pedido a la consellera de Interior “como máxima responsable del funcionamiento tanto del Ivaspe como de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que asuma el mando y tome las decisiones oportunas para evitar que continúe el declive de estas instituciones”.

La central sindical, igualmente, le solicita que “considere la opción de iniciar de forma inmediata el curso básico de selección por el sistema online, teniendo en cuenta que dicha opción ya ha resultado viable durante la pandemia, y con ello minimizar el perjuicio que se viene generando a los alumnos y a la seguridad de los ciudadanos”.

CSIF también reclama en el escrito que “de todas las decisiones tomadas, así como de las actuaciones que se prevean, se traslade comunicación inmediata tanto a los municipios como a los alumnos que se encuentran pendientes de realizar el curso, con el fin de acabar con la situación de inseguridad e incertidumbre en que se encuentran”. 

Artículos relacionados

CatalanSpanish