Tenso Rifirrafe en Benitatxell por la adquisición del edificio de les Capelletes

El munícipe se ha levantado de la sesión plenaria tras acusarle el concejal de Red Manolo Segarra de comprar el nuevo edificio municipal para tener "un despacho tan grande y bonito como el del alcalde de Xàbia"

PublicidadJuega Limpio Orihuela

En el Pleno que se ha celebrado hoy en el Poble Nou de Benitatxell ha habido un gran ambiente de convulsión entre todos los partidos políticos del Consistorio, la razón ha sido la polémica del edificio de Capelletes.

Según el ayuntamiento, “un dictamen detecta que la oposición intentó arrogarse competencias del alcalde al intentar forzar que se debatiera la anulación de la compra del inmueble”, pero la oposición no está de acuerdo con esta explicación.

Publicidad

Por lo que, RED, PP i Pideb, ha convocado un pleno extraordinario de fiscalización i exigir la anulación de la compra.

En el Pleno, cabe destacar, el rifirrafe entre el actual alcalde de Compromís, Miguel Ángel García y el ex alcalde de RED, Josep Femenia.

Un dictamen detecta que la oposición intentó apropiarse de las competencias del alcalde al intentar forzar que se debatiera la anulación de la compra del inmueble.

Femenia ha empezado recriminando que “no se hubiera incluido en el pleno  el punto como ellos lo habían solicitado, con la demanda de anular la adquisición del inmueble”. Pero el alcalde le ha informado que “un informe jurídico basado en una sentencia judicial del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana  deja claro que es una competencia de alcaldía y no del pleno la compra”.

“Si hubisteis consultado el expediente que está a disposición  desde que se convocó  el pleno el lunes, habríais visto el porqué de este cambio”, ha reprobado el primer edil.
No se ha votado, así, la anulación de la compra que la oposición tildaba de “no seguir todas las vías legales”, pero los regidores sí que han expuesto sus argumentos.

Según ha referido Manolo Segarra, “separar la administración sería un error, y todavía  más trasladar las dependencias municipales fuera del centro histórico, por el que, ha declarado, tanto han luchado cuando estaban en el gobierno hace apenas  unos meses”.

El alcalde, ha destacado hace unas semanas que era “un disparate decir que el edificio de Capelletes está en las afueras cuando solo está a 270 metros  y un minuto  a pie del actual consistorio”. También señaló  que “la casa que está junto al ayuntamiento, que se adquirió precisamente para ampliar el actual edificio consistorial, no es suficiente ni suple las deficiencias a largo plazo”.

Finalmente, el munícipe se ha levantado de la sesión plenaria tras acusarle el concejal de Red Manolo Segarra de comprar el nuevo edificio municipal para tener “un despacho tan grande y bonito como el del alcalde de Xàbia”. Miguel Ángel García ha dicho que no consentirá comentarios despectivos en los plenos ni entrará en este tipo de provocaciones.

“También tenemos la obligación de dignificar la política y de demostrar a nuestros vecinos que estamos a la altura de la institución”, ha manifestado el alcalde tras el pleno.

 

Publicidad