Noticias de Alicante y provincia

martes, 29 noviembre 2022

El asesino en serie de Vega Baja y Elche tendría personalidad múltiple y está detenido en Rusia

Acabó con la vida de una funcionaria de Justicia en La Hoya y de un hombre en Los Montesinos. También lo intentó con otra persona y sospechan de una cuarta.

El asesino de Antonio Joaquín Huertas, de Los Montesinos, y Alicia Valera, funcionaria de Justicia residente en la pedanía ilicitana de La Hoya, en los meses de agosto y noviembre de 2020 ya ha sido localizado. También es el autor de un tercer homicidio en grado de tentativa. El de Josefa Samper en Torrevieja así como sospechan de su intención de haber atentado contra la vida de un joven conocido suyo de la misma zona y cuyo nombre no ha trascendido. Se trata de un varón ruso residente en Torrevieja que actualmente está ingresado en un centro penitenciario psiquiátrico en su país natal y cuya extradición ya ha sido solicitada a finales de la pasada semana.

- Advertisement -

En rueda de prensa en Subdelegación de Gobierno, Policía Nacional y Guardia Civil han dado cuenta de los detalles de la operación que ha permitido identificar a este joven, aquejado aparentemente de personalidad múltiple, aunque si bien es un punto que debería confirmar un informe pericial en España. El asesino, confirmado por pruebas de ADN en los distintos escenarios, así como reconocido por testigos visuales, regresó a Rusia al día siguiente de ahogar a Alicia Valera en un canal junto a su casa de la pedanía ilicitana cuando paseaba a sus perros.

Una vez en su país asesinó a otra persona el 15 de diciembre de 2020 en Moscú, un mes después de huir de España. Por este crimen fue detenido y se le diagnosticó un trastorno psiquiátrico. La investigación ocular inicial, el trabajo conjunto entre Guardia Civil y Policía Nacional y la colaboración ciudadana han sido determinantes para dar con esta persona y enviar muestras de ADN al país del este, que recientemente ha confirmado que las muestras recogidas en los escenarios de los asesinatos pertenecían al joven recluido en el centro psiquiátrico.

- Advertisement -

El joven había vivido en Torrevieja durante 15 años con sus padres y tuvo que regresar a su país durante dos años para realizar el Servicio Militar. A su vuelta a España, tanto familiares como amistades, comenzaron a sospechar conductas extrañas. En alguna ocasión referían haber presenciado como mantenía conversaciones a dos voces.

El comisario y jefe provincial de Policía Nacional, Manuel Lafuente, ha remarcado que ha sido una investigación «difícil porque las víctimas eran diferentes cada una, no tenían nada que ver entre ellas; persistente porque ha durado dos años y perfecta, porque al final se ha dado con con el autor de los hechos«. También ha reiterado «la importancia de la colaboración entre los cuerpos, la colaboración interna nuestra con la Comisaría General de Policía Judicial y la colaboración internacional con Rusia, en este caso en las circunstancias en la que nos encontramos».

Por su parte, el jefe de la Brigada Central de Delitos contra las Personas de la Comisión General del Poder Judicial, Félix López, ha enfatizado la coordinación entre la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante y la Comisión de Elche y la gestión de Homicidios de la Comisaría General de Policía Judicial. «Los dos cuerpos y estos tres equipos son los que han llevado esta investigación a un término estupendo y esclareciendo esta serie de asesinatos».

La colaboración ciudadana a raíz de las llamadas a un teléfono habilitado para recopilar información y la posterior difusión de una imagen del homicida también han sido determinantes.

Para la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador esta investigación es «la prueba de que «la mejor prueba de que ningún crimen queda en el olvido para los cuerpos policiales». Un proceso en el que han agradecido también la discreción de las familias de las víctimas para facilitar el trabajo policial. La subdelegada ha transmitido también un mensaje de tranquilidad a la población ilicitana.

Cronología de los hechos

El primer homicidio cometido por el joven fue el de Antonio Joaquín Huerta Martínez quien realizaba labores de campo en la finca Loblanc el 11 de agosto de 2020. «El cuerpo presentaba diez heridas de arma blanca, siendo la causa de la muerte, una herida en la zona cervical que seccionaba la arteria carótida y otra a modo de degollamiento que casi secciona la tráquea por parte de la Guardia Civil».

En un primer momento «el descubrimiento del asesinato aporta escasas líneas de investigación, pero gracias a la realización de la exhaustiva inspección ocular, se consiguen obtener distintas muestras de la escena de los hechos y de posibles personas que pudieran estar relacionadas con los mismos», ha explicado el teniente Francisco Javier Balsalobre, jefe de grupo contra las Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial.

Fruto de esta inspección ocular se obtienen muestras de ADN de un perfil desconocido no siendo este el perfil de la víctima y siendo insertado dicho perfil una base de datos como perfil dubitativo, no encontrándose inicialmente ninguna coincidencia.

El asesinato de Alicia Valera tuvo lugar el 6 de noviembre del mismo año cuando salió a pasear a sus perros sobre las 17:30 horas en La Hoya. Su muerte se produce por ahogamiento en el canal. En esta ocasión hay dos testigos, uno al que el joven pidió la hora momentos antes del fatídico suceso y otro que paseaba con sus hijos y que vio al hombre dentro del canal encima de lo que pensó que era un muñeco. Este segundo testigo, que llamó posteriormente a la policía, se percató de que salía el asesino corriendo con unas zapatillas en la mano, las de Alicia, que estarían manchadas con la sangre de él.

Se consigue obtener ADN de su sangre en la zona del canal, en la correa del perro que portaba Alicia y en una brida. Al mes de estos hechos se obtuvo el cruce de datos coincidente con la muestra de la Guardia Civil, aunque de un sujeto desconocido.

A partir de aquí comienza un trabajo de investigación conjunto entre Policía Nacional y Guardia Civil que se centra en delimitar la investigación por proximidad geográfica y temporal, buscando hechos similares o personas que se puedan corresponder con el autor que estaban buscando. De esta forma encuentran otro hecho relacionado. Un intento de homicidio con arma blanca de un varón hacia una mujer un mes antes del homicidio de Los Montesinos.

«Se trata de una víctima que se encuentra limpiando un inmueble cuando el 16 de julio de 2020 un hombre le aborda por detrás y le propina varias cuchilladas con un cuchillo de grandes dimensiones en el hombro y homóplato. El autor le muestra el cuchillo planteando si seguir apuñalándola o no y finalmente le realiza un corte en el rostro». La aparición de un vecino en el portal donde estaban ocurriendo los hechos frustra las intenciones del atacante, relata el inspector Pedro Puigserver, jefe de grupo de la UDEV de Elche.

Con esta nueva línea de investigación, los investigadores obtienen 200 exámenes de ADN a investigados. Además, pone en circulación una imagen del joven captada del entorno del portal de la tentativa de homicidio de manera discreta y encargaron dos análisis de conducta. Estos informes concluían que los asesinatos se producían «de forma compulsiva con una gran nivel de violencia» y de manera desorganizada. Los investigadores sospechan que al haber cesado este tipo de delitos con el homicidio en La Hoya, el autor puede estar en otro país, detenido o fallecido. a través de la colaboración ciudadana contactaron con los investigadores varias personas amigas del asesino, que reconocieron las imágenes, retrato robot y otros datos proporcionados por testigos.

De la investigación se desprende que anteriormente a la tentativa de homicidio en torrevieja de Josefa Semper, sobre el mes de marzo, cometió un allanamiento de morada, en Torrevieja «y asaltó a un amigo suyo con la intención de matarlo creemos nosotros porque portaba unos dos pares de guantes bolsas y creemos que un cuchillo».

El Juzgado número 3 de Torrevieja ha emitido una orden de internacional de extradición por la tentativa de homicidio de Torrevieja y el homicidio en Los Montesinos, mientras que el Juzgado número 1 de Elche ha hecho lo propio por el homicidio cometido en La Hoya. Fuentes de ambos cuerpos son poco optimistas con que las autoridades rusas atiendan sendas comisiones rogatorias, porque hay países «que no suelen extraditar a nacionales», indica uno de los mandos al cargo de la Policía Nacional.

Personalidad múltiple

Los investigadores no creen que haya más homicidios relacionados con esto casos porque al asesino «se ha tenido relativamente controlado durante el tiempo que ha estado en España. Desconocemos en el periodo de dos años que estuvo en Rusia cumpliendo el servicio militar si allí puede haber habido otra otras víctimas. Lo que sí es cierto, es que a su regreso desde Rusia fue cuando hubo ese cambio de conducta en su comportamiento y donde empezó a demostrar unas circunstancias extrañas tanto a sus amigos y a su entorno familiar, incluso hablando a dos voces. Tenemos algunas conversaciones que nos han pasado vía whatsapp algunos testigos y se habla entre el mismo como si tuviera una personalidad múltiple», explican fuentes de la investigación.

También tienen constancia de una llamada efectuada sobre el mes de marzo de 2020 por su madre a Emergencias, «diciendo que tenía un hijo con lo que parecía un brote psicótico y que tenía algo de miedo». Los investigadores han señalado que los padres actualmente están en Rusia y que no han logrado contactar con ellos. Tienen sospechas de que la madre ayudó a escapar a su hijo. En el momento de los homicidios residía en Alicante y ella compró un billete de avión a Moscú al día siguiente del asesinato de Alicia Valera.

CatalàEspañol