‘El futuro de Alicante está en juego’ de Asunción Villaverde

Villaverde: "Me inquieta y me preocupa todo aquello susceptible de cambiar para mejorar la vida de la gente"

Juega Limpio Orihuela

Recuerdo mi primera visita. Era una niña y venía con mis padres a recoger a mis abuelos que pasaban largas temporadas en Alicante huyendo de los fríos inviernos castellanos. Todavía permanece viva la imagen de cuando vi las palmeras- el viaje era muy largo desde mi Valladolid natal- esa visión unida a la cálida temperatura ambiental produjo en mí la sensación de haber llegado a un paraíso. Las palmeras, la luz, los colores y el mar me atraparon para siempre. Años después, por circunstancias de la vida fijé mi residencia en Benidorm.

Me inquieta y me preocupa todo aquello susceptible de cambiar para mejorar la vida de la gente. Vivimos en una provincia que sigue teniendo muchas carencias.  El enclave privilegiado de Alicante no nos puede hacer olvidar las abundantes insuficiencias en educación; la falta de futuro que acosa a nuestros jóvenes; la lamentable situación de precariedad de los trabajadores y trabajadoras; la penosa realidad de economía sumergida que sufren en su mayoría las mujeres o el deterioro en inversión para atender a nuestros mayores. Urge un cambio en el sistema productivo alicantino.

Al referirme a la precariedad quiero citar a dos colectivos duramente castigados: las aparadoras y las kellys. Sobre las primeras, mientras el negocio del calzado supera los 2.000 millones estas trabajadoras cobran a 2 euros la hora, a 50 céntimos el par de zapatos.  En cuanto a las kellys, sus salarios son miserables (2 euros por habitación) sin olvidar que la producción hotelera en la Costa Blanca mueve 700 millones de euros. Similares condiciones laborales sufren las auxiliares técnicas sanitarias que se dedican a los cuidados y geriatría. Preocuparnos por los cuidados, exige preocuparnos de las cuidadoras.

Nuestra población envejece, eso lo sabemos, es la razón por la que en Unidas Podemos damos especial importancia al sector de los cuidados. Más de 6000 plazas en Residencias privadas y 1.749 públicas en la provincia de Alicante suponen un pilar de extraordinaria importancia para revitalizar la economía y generar empleo. Urge potenciarlo.

Referirme al futuro, es referirme a la esperanza de que regrese esa juventud exiliada. Jóvenes muy preparados que fueron expulsados tras la crisis, aunque lo llamaran perversamente “movilidad exterior”. Es inaplazable la inversión en I+D+I para promover el retorno de nuestros jóvenes emigrados. Una generación que se ha visto obligada a buscar la oportunidad de vida que no les hemos ofrecido en el país que les ha formado. Es un despropósito invertir en formación para después regalar a otros países el activo humano que podría ayudar a colocarnos a la altura de las naciones más avanzadas.

Para que esos jóvenes retornen es necesario que tengan un futuro, un trabajo digno y unas buenas posibilidades de desarrollo, pero todo eso comienza, entre otras cosas, por articular una adecuada red de comunicación que una el territorio. Sobre juventud, en el Programa de Unidas Podemos incluimos establecer el voto a partir de los 16 años, creo firmemente que quien puede trabajar debe tener derecho a votar.

Son muchas las asignaturas pendientes para nuestra provincia y sus gentes. El 28 nos jugamos el futuro de esta tierra y de sus gentes. El futuro del Alicante que me enamoró siendo una niña y por el que voy a seguir trabajando y peleando desde Unidas Podemos.

       

                                  Asunción Villaverde, Candidata al Senado de Unidas Podemos