Noticias de Alicante y provincia

domingo, 5 febrero 2023

El alcalde de Sant Joan (Cs) anima a sus socios socialistas a que presenten moción de censura

Santiago Román no piensa renunciar a la vara de mando municipal y PSOE afirma que seguirá trabajando desde sus competencias delegadas

Parece que el matrimonio mal avenido entre Ciudadanos y PSOE-PSPV en el Ayuntamiento de Sant Joan está sentenciado a compartir casa los próximos cinco meses. El alcalde, Santiago Román, sostiene que no dimitirá tal como le piden sus socios de Gobierno socialistas en un comunicado de ayer por la tarde, miércoles 28 de diciembre. Si es su deseo les anima a presentar una moción de censura.

- Advertisement -

La ruptura se produce después de que Partido Popular y Ciudadanos hayan anunciado la confección de una lista conjunta para las elecciones de mayo

No obstante, la moción de censura parece que no entra por ahora en los planes del Grupo Municipal Socialista, ya que su alcaldable Esther Donate, antes estas palabras manifiesta que la intención de los siete concejales es seguir trabajando en sus áreas. La población «no notará nada». «El circo se quedará dentro».

- Advertisement -

Santiago Román critica que ha habido un cambio de posicionamiento «de última hora» del PSOE. «Primero dijeron que iban a abandonar en todo caso el Gobierno y luego han decidido pedir la dimisión del alcalde«. En cualquier caso, achaca que «el Partido Socialista tristemente comenzó la campaña electoral hace mucho tiempo, hace unos meses. Y se están olvidando de sus obligaciones que realmente es responder a las necesidades de los ciudadanos de Sant Joan».

A lo que Esther Donate reponde con ejemplos de gestión. «Estamos gestionando bien. Obviamente ejemplos como los casi 40 millones que vamos a conseguir en infraestructuras educativas, 5 millones de euros en fondos europeos para mejoras en barrios, rehabilitaciones de patrimonio como Torre Ansaldo o El de Conde son solo pequeños ejemplos de toda la gestión realizada en las áreas socialistas».

Pero la cuestión principal, el pacto entre naranjas y populares, que ha puesto en entredicho incluso la dirección regional del partido liderado por de Inés Arrimada, es defendido por Román ante las críticas de su falta al acuerdo de Gobierno para esta legislatura, como ayer señalaba el propio president Ximo Puig.

«Utiliza claramente y ahora más que nunca una doble vara de medir». Pone de ejemplo el caso de Orihuela donde «hubo una moción de censura en el que el Partido Socialista sacó del Gobierno del Partido Popular que gobernaba con Ciudadanos en aquel momento». «Aquí yo no sé si es que el problema es que Ciudadanos puede pactar para Ximo Puig sin ningún problema con el Partido Socialista de la forma que sea con mociones o sin mociones y con el Partido Popular no».

Para el primer edil «en la mayoría de los municipios y capitales, el socio preferente siempre ha sido el Partido Popular«. En Sant Joan, sin embargo, explica que se llegó al acuerdo con el PSOE para cogobernar este mandato «porque el Partido Popular no tuvo los resultados electorales que esperaban para poder gobernar con nosotros». Ahora no han desaprovechado la oportunidad planteada por el Partido Popular local para aunar fuerzas de cara a elecciones.

En lo que sí coinciden ambos partidos es que la población puede estar tranquila. «Nuestra preocupación es sacar el trabajo y que San Juan se beneficie de la gestión», manifiesta la edil y también vicepresidenta de la Diputación, Julia Parra.

La candidata socialista y actual concejala de educación del PSOE, Esther Donate, no piensa en estos momentos en futuros pactos que le podrían acercar a Compromís o Podemos. «En la presentación de mi campaña siempre les dije que intentaré buscar la confianza de la ciudadanía, para trabajar con la mayor mayoría posible para no depender de terceros (…) luego ya veremos lo que llega».

CatalàEspañol