fbpx

Aglomeraciones de gente sin cumplir las medidas de seguridad en plena quinta ola

Aglomeraciones de gente, escaso uso de mascarilla y botellones... la triste realidad en esta quinta ola que no cesa.

En plena quinta ola, con los contagios aumentando y Sanidad aplicando nuevas restricciones, parece que a mucha gente se le ha olvidado la realidad que vivimos.

A pesar de la alarmante situación en esta nueva ola que no cesa, parece que mucha gente antepone la diversión a la salud. Aglomeraciones de gente sin mascarilla, discotecas llenas, botellones y quedadas para continuar la fiesta en casas. Esa es la realidad que se ha podido ver este fin de semana en varios municipios alicantinos.

Entre ellos, Benidorm, que cada noche es testigo en su paseo de los centenares de jóvenes, y no tan jóvenes, que se saltan las medidas de seguridad. A este municipio, desde hoy, vuelve la restricción de movilidad nocturna desde la 01:00h hasta las 06:00h de la madrugada. En esta franja horaria los vecinos y turistas tendrán que permanecer en sus casas y hoteles. Pero, a pesar de ello, la hostelería sigue cerrando a las 00:30h. Eso sí, con un máximo seis personas por mesa en el interior y diez en el exterior. Aún así, la noche alicantina sigue dejando imágenes que invitan a la reflexión en estos momentos pandémicos.

El paseo de Benidorm, abarrotado sin guardar la distancia de seguridad y donde escasea el uso de la mascarilla

Jávea, sin toque de queda

Entre los 77 municipios que tendrán activado el toque de queda entre el 26 de julio hasta el 16 de agosto, no se encuentra Jávea. Algo que preocupa al Ayuntamiento de este municipio, que ha solicitado a la Generalitat ser incluida en las restricciones, por seguridad sanitaria y ciudadana.

En las calles de Jávea parece no tenerse en cuenta la alta incidencia que existe en la localidad, superando los 500 casos por cada 100.000 habitantes. A pesar del riesgo extremo, muchos vecinos y turistas exprimen hasta el último minuto en los bares y pubs del Arenal. Tras el cierre, las imágenes son realmente impactantes. De nuevo aglomeraciones de gente sin las mascarillas, jóvenes con bolsas llenas de bebidas alcohólicas para seguir la fiesta… Y muy poca preocupación, prudencia o sensibilidad.

Gente sin mascarilla y aglomeraciones en el Arenal de Jávea

Cuesta creer, tras año y medio de pandemia, que se sigan pasando por alto medidas tan básicas como la distancia social o el uso de la mascarilla. De ahí que las autoridades sigan haciendo especial hincapié en la responsabilidad individual, el cumplimiento de las restricciones y la vacunación para poder frenar esta quinta ola que nos hace dar un paso atrás en la ansiada nueva normalidad.

Artículos relacionados

CatalanSpanish