Sin previo aviso y en medio de una conferencia de Quim Torra sobre la hoja de ruta independentista, así anunciaba a través de Facebook su dimisión alegando motivos personales y el desgaste sufrido durante la etapa en la que se postulaba para dirigir la Generalitat de Cataluña.

Tras el batacazo de las pasadas elecciones, el propio Pablo Iglesias le pidió que se presentara a las primarias de Podem Catalunya para pacificar las cosas en su sector, que estaba muy agitado por las confrontaciones internas. Domènech, que ya tenía decidido que no se volvería a presentar a otros comicios, ha durado solo cinco meses como líder de Podem y de los ‘comuns’, “agotado política y personalmente” por su la etapa de construcción de un proyecto que nació con grandes espectativas y se ahoga en la lucha interna.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante