Tres vehículos quedaron atrapados en el túnel de Alzabares, siendo necesario auxiliar a dos conductores

Hasta 14 vías fueron cortadas para evitar incidentes, siendo causado el incidente anterior por una avería en el sistema de drenaje del túnel

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Durante la noche del 19 al 20 de abril se atendieron por parte de los servicios de emergencia numerosos servicios relativos a la intensa lluvia.
Hasta la fecha, el día más lluvioso de abril en el Aeropuerto Elche-Alicante
fue en 2004 con 38.0 litros, duplicándose en el día de ayer.

Esto provocó que durante la noche se hayan realizado cortes de tráfico
por la intensa lluvia. La principales vías afectadas han sido Circunvalación Sur
entre Avenida de Santa Pola y Portalada, N-332 en su acceso a Arenales,
camino viejo de Santa Pola y hasta sumar 14 puntos de actuación.

Publicidad

Especialmente destacada fue la inundación del túnel de Alzabares (EL-20)
en la que tres coches quedaron atrapados. A la llegada de las patrullas de la
Brigada Nocturna, uno de los vehículos pudo salir sin mayores complicaciones
y requerir su grúa de asistencia en carretera. Los otros dos conductores se
vieron obligados a abandonar sus turismos, llegando incluso a subirse al
techo, ante la progresiva subida del nivel de agua. Ambos ocupantes fueron
auxiliados por los Agentes y llevados a los vehículos policiales para ofrecerles
mantas térmicas y traslado a sus domicilios.

Según el servicio de mantenimiento de carreteras que acudió junto a
Guardia Civil, presumiblemente esta situación podría deberse a un fallo en las
bombas de achique, balizando los accesos e iniciando inmediatamente la
comprobación del sistema de drenaje. Desplazada una dotación de Bomberos
al lugar, y a la vista de que ya no existía riesgo para las personas, se
decidió no intervenir y atender el resto de requerimientos, que superaron la
treintena en unas pocas horas.

Los requerimientos vecinales llegaron a una docena de asistencias por
filtraciones en vivienda y dos incendios en cuadros eléctricos. En vía pública,
se observaron desplazamiento de contenedores e incidencias con toldos, así
como caída de vallas y señales con motivo de las procesiones de Semana
Santa.

La caída de arbolado también ha sido destacable, con una palmera en el paseo de San Bartolomé de Tirajana con calle Málaga, retirado de la calzada, o en el camino viejo de Alicante, donde la dotación de Bomberos cortó las ramas que invadían la carretera y ofrecían un claro riesgo a la circulación.

También en Conrado del Campo, donde los propios vecinos
ayudaron a los Agentes a dejar expedita la calzada por la caída de otro
árbol. Ninguno de estos servicios registro daños personales.

Publicidad