fbpx

“Trato de favor” del Gobierno de Sánchez a Baleares y Canarias en la quiebra del Thomas Cook: “Estas dos regiones contarán con medidas extraordinarias que no llegaron a Alicante con la caída de Monarch en 2018”

La quiebra de la aerolínea británica supuso que 300.000 pasajeros ingleses se quedasen sin vuelo a la Comunitat y certificó la primera pérdida de pasajeros en el aeropuerto Alicante-Elche en 6 años (80.000 pasajeros menos ). Se pudo remontar este contratiempo sin ayudas económicas del ejecutivo central.

La terrible quiebra del pionero touroperador Thomas Cook va a tener unos efectos muy negativos para varias regiones españoles, sobre todo para las Islas Canarias y Baleares. Sin embargo, la gestión de esta caída por parte del Gobierno de España está levantando ampollas. La decisión del ejecutivo de Pedro Sánchez de “aprobar una serie de medidas extraordinarias” para “paliar los duros efectos que ha tenido la quiebra del gigante Thomas Cook sobre las economías canaria y balear y el turismo en ambas comunidades” ha originado reacciones negativas. Estas declaraciones pronunciadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la agencia EFE han sido percibidas por la patronal valenciana  como “un trato de favor” a estas dos regiones en lugar de otras autonomías, como la nuestra. Un claro ejemplo del enfado se vio el pasado martes en la Cámara de Comercio de Alicante donde representantes de patronales turísticas exigieron que estas ayudas “no se destinen sólo a las dos regiones y que se extiendan a otras autonomías”. Los empresarios valencianos argumentaron su postura porque de lo contrario se estaría beneficiando a “competidoras directas de nuestro turismo”.

Desgranando un poco esas “medidas extraordinarias”, la ministra Montero ha confirmado que se concretarán mañana a través de un decreto. Entrando en los detalles, será “una partida específica de 300 millones de euros: 200 para créditos oficiales para las empresas afectadas y otros 100 en bonificaciones a la Seguridad Social en los contratos de trabajadores fijos discontinuos y en la rebaja de las tarifas aeroportuarias para que nuevas aerolíneas cubran el mercado y las conexiones que deja libres Thomas Cook.

Las ayudas no llegaron a Alicante con la quiebra de Monarch

“El trato de favor” es más agravante si comparamos este año al que se produjo recientemente (en el verano de 2018) y afectó negativamente a nuestra comunidad autónoma y provincia. La gestión que se llevó a cabo por parte del Gobierno de Pedro Sánnchez fue muy diferente a la actual. Por aquel entonces, la caída de la aerolínea británica Monarch originó que 300.000 pasajeros ingleses se quedasen sin vuelo a la Comunidad Valenciana y unos daños mayores para la Costa Blanca: “Una pérdida global de 80.000 pasajeros en El Altet por primera vez en seis años”.

La delicada situación turística tanto en la Comunitat como en la provincia alicantina pudo remontarse por el repunte del mercado nacional. Sin embargo, lo más significativo y agravante es que “esta remontada” se logró sin ayudas económicas del ejecutivo central.

La caída de Monarch dejó unos datos insólitos para el aeropuerto Alicante-Elche: “Pérdida de pasajeros por primera vez en 6 años”. Recordamos que desde que se completó su ampliación (en marzo de 2011) sólo había habido otro momento de retroceso y fue con “la guerra” entre Ryanair Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) en 2012. Esto se contrapone a los récords positivos que está consiguiendo el concurrido aeropuerto alicantino: “Casi 14 millones de pasajeros en 2018”. Además, el turista británico es una pieza fundamental en todo este éxito, ya que el aeropuerto se nutrió enormemente del casi 40% de pasajeros británicos que “desfilaron”en 2018  por el antiguamente llamado “Aeropuerto El Altet”.

El eje Hosbec-Colomer-Cámara de Comercio de Alicante

Finalmente, Hosbec (principal patronal hotelera de la Comunitat , Francesc Colomer (secretario autonómico de Turismo) y la Cámara de Comercio de Alicante “han unido fuerzas” para pedir que si “no se otorgaron ayudas económicas” al turismo valenciano para hacer frente a los efectos de la quiebra de Monarch, “tampoco debería aprobarse ahora medidas extraordinarias” para paliar los daños de la caída Thomas Cook.

Mazón y Colomer entrando a la Diputación de Alicante /Alex Ferrer
Mazón y Colomer entrando a la Diputación de Alicante /Alex Ferrer

Artículos relacionados

CatalanSpanish