Sanguino se presenta como “el líder generoso” de la “Alicante diversa” frente a “la tiranía tricefálica”

El candidato socialista a la alcaldía de Alicante manifiesta su intención de conseguir una ciudad "más plural" e "igualitaria", y está convencido de lograr "la triple victoria del PSOE" porque "no hay dos sin tres". Además, recibe el respaldo de Ximo Puig y Ana Barceló.

Sanguino y Puig dándose un abrazo en la presentación del alcaldable socialista /Información de Alicante.
Sanguino y Puig dándose un abrazo en la presentación del alcaldable socialista /Información de Alicante.
Juega Limpio Orihuela

El socialismo alicantino se vistió de largo en un ambiente triunfalista en el Centro Cultural de Las Cigarreras. La resaca electoral del 28A influyó mucho en este ambiente y ha dado impulso a la candidatura municipal del PSPV-PSOE. Los socialistas alicantinos parecen que han dejado atrás sus problemas internos que tenían hasta “hace dos días”, y las victorias de Pedro Sánchez y Ximo Puig le han servido para enarbolar el lema de “no hay dos sin tres” y son optimistas en poder recuperar la codiciada alcaldía de Alicante, la misma que perdieron hace un año de una manera dolorosa.

Paco Sanguino es el hombre elegido por el PSPV-PSOE para liderar “una candidatura de letras” en la que “no hay un orden jerárquico de números” porque todos sus integrantes son “una parte de Alicante”. Estas palabras están muy en sintonía con el lema de la campaña “alguien como tú” con el que, desde las filas socialistas, se pretende trasladar un mensaje de cercanía y similitud con los ciudadanos. Se vio a un Sanguino emocionado recordando sus orígenes y a un Sanguino más firme afirmando que todos los avances de España son gracias a “los arquitectos de este país”, que son los socialistas.

Sin embargo, la parte más carismática de Sanguino fue la comparación que hizo para diferenciar dos modelos distintos de gobernar. Puso en valor “la generosidad”, cualidad que va impregnada con “los líderes” y “héroes” mientras que rechazó “el egoísmo” de “los caudillos” y “tiranos”. A su juicio, esta última forma de gobernar la encarnan “la hidra tricefálica”, en alusión al PP, Ciudadanos y VOX. Precisamente, también se ha referido a las palabras del alcaldable por Madrid de la formación de Santiago Abacal, Javier Ortega Smith, sobre trasladar el desfile del día del Orgullo Gay a la Casa de Campo. Dice que estas declaraciones “no le preocupan, sino que le ocupan bastante” y ha prometido “hacer el mejor desfile del Orgullo Gay”, un desfile que empezará en el Ayuntamiento de Alicante y terminará en la Plaza de Toros “llenándola con las banderas de España y la del arco iris”.

Por último, Sanguino se ha comprometido a trabajar por conseguir una “Alicante diversa y rica” en la que centrará todos sus esfuerzos en mejorar la vida de los más desfavorecidos: gente sin techo, sin un trabajo ni salarios dignos…Finalmente, ha manifestado que se asociará con “la gente que quiere a Alicante” (Pedro Sánchez y Ximo Puig) y acabó el lema triunfalista de “no hay dos sin tres” para lograr “la triple victoria socialista” tras los triunfos en las elecciones generales y autonómicas valencianas.

Puig y Barceló respaldan a Sanguino

Paco Sanguino era el protagonista de la tarde, pero Ximo Puig también se llevó los focos. El líder socialista y presidente en funciones de la Generaliat Valenciana quiso agradecer a todos los asistentes su apoyo mostrado para revalidar el Consell y, esta vez, siendo la primera fuerza en la Comunitat después de 28 años. En lo referente a Sanguino, Puig lo calificó como “el mejor alcalde de la mejor Alicante posible” y alabó su espíritu plural y abierto frente al de “los extremistas”. Siguiendo la misma línea, considera que Sanguino es el alcalde ideal para lograr que Alicante sea una “ciudad de trabajo y de justicia social” con la finalidad de convertirla en “la capital mediterránea de Europa”.

Por su parte, Ana Barceló hizo un símil con el lugar del mitin, Sala de Música de La Cigarreras, y dijo que el PSOE va a gobernar Alicante porque tiene “un buen director” (Sanguino), una “magnífica orquesta” (los componentes de la candidatura) y una “buena partitura” (el programa del PSOE). Finalmente, para lograr la alcaldía animó a los asistentes a “llenar las urnas”.