Rita Bohaso
RSU Orihuela

La diputada por Alicante de Unidos Podemos, Rita Bosaho, junto a Marisa García Vizcaino, Secretaria Política de Podemos Alicante y Vanessa Romero, Secretaria de Relaciones Institucionales de Podemos Alicante han participado en una reunión con representantes sindicales de la prisión de Foncalent. A la reunión, celebrada en la sede de CCOO, han acudido miembros de Acaip, UGT y el sindicato anfitrión.

«Estas organizaciones sindicales defienden los derechos de trabajadores y trabajadoras en prisiones,» explicó Bosaho a la salida del encuentro, «todas llevan mucho tiempo reclamando mejoras sustanciales en sus condiciones laborales por el  deterioro evidente que vienen sufriendo año tras año, sin que el Ministerio del Interior haya sido capaz de solventar un mínimo paquete de estas demandas.»

Las reivindicaciones de estos colectivos pasan por la recuperación salarial y de poder adquisitivo, así como adecuar el marco salarial a sus funciones y responsabilidades. Exigen, además, que cualquier mejora salarial debe distribuirse entre la totalidad de los conceptos retributivos fijos que existen: redistribuciones básicas (sueldos y trienios) y redistribuciones complementarias (C. Destino y C. Específico/C. Singular de Puesto).

Los sindicatos quieren también la adecuación de los complementos específicos eliminando las categorías diferenciadas de los centros penitenciarios e integrándolas en una sola. Además, solicitan la adscripción al grupo B de los empleados y empleadas del C1 y la subida de niveles de los complementos de destino y el equivalente en el personal laboral. Finalmente, proponen la revisión y eliminación de la clasificación actual de centros.

Como ejemplo, los sindicatos explican que las disparidades existentes en la actualidad permiten que funcionarios de vigilancia que custodian al mismo número de internos, o de oficinas que asuman el mismo número de expedientes cobren complementos específicos distintos según el centro donde estén destinados. También denuncian que centros como los Psiquiátricos penitenciarios de Alicante y Sevilla, con más agresiones y con condiciones más penosas, tienen una clasificación menor (2.1) que algunos CIS dependientes de un centro tipo 1.1, y que por ello cobran un complemento específico menor.

«Existe jurisprudencia acerca de la eliminación de las categorías de centros, y hay argumentos suficientes que refuerzan la revisión urgente  de la clasificación de los centros penitenciarios,» explica la diputada de Podem, «no es razonable, según nos trasmiten, repartir de forma lineal la bolsa de productividad entre los mandos de las prisiones, sin tener en cuenta el tamaño y clasificación de los centros penitenciarios y CIS.» Finalmente se propone la adscripción del grupo C1 al grupo B.

«Los profesionales penitenciarios del grupo C-1, han sido y son los grandes olvidados por la Administración Penitenciaria, habiéndoles condenado al ostracismo y manteniéndoles en una constante degradación de sus condiciones laborales y sociales que conllevan la apatía generalizada y la desmotivación. El impulso y reconocimiento que necesariamente se tiene que producir sobre las esenciales tareas realizadas para la recuperación de las personas en las prisiones de este país, teniendo presente el mandato constitucional de reeducación y reinserción social, pasa por apostar por la cualificación profesional y con ello modernizar el servicio público penitenciario,» ha concluido.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

2 COMENTARIOS