fbpx

Razones nutricionales por las que puedes estar de mal humor

La alimentación es un elemento clave para prevenir el estrés, ansiedad o depresión.

El estrés y la ansiedad son cuadros que se han acentuado durante la pandemia. El confinamiento y las preocupaciones por la crisis también han afectado nuestro estado de ánimo. No obstante, la alimentación también afecta de forma importante nuestro humor, por lo que debemos asegurarnos no tener déficit de ciertos nutrientes, lo cual puede estar ocasionando cambios en nuestra salud mental.

De acuerdo con el sociólogo Miguel Ángel Almodóvar, en su libro Mood Food, los cambios de humor pueden deberse a una inadecuada alimentación. En su publicación propone las recetas de 16 destacados chefs que contribuyen a las personas a sentirse más felices. Asimismo, explica cómo ciertos alimentos mejoran nuestro estado de ánimo y de qué forma trabajan.

A continuación presentamos algunas razones que, según Almodóvar, se relacionan con el malhumor:

  1. Descenso del nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Como consecuencia de estos déficits, se produce ansiedad, fatiga mental, depresión y repentinos cambios de humor en la persona. Cuando baja el azúcar, el cerebro empieza a trabajar de forma confusa. Entre los alimentos que bajan los niveles de glucosa en la sangre tenemos los hidratos de carbono simples y harinas refinadas. Entre sus productos tenemos los refrescos, pasteles, galletas, caramelos, etc.
  2. Incremento del ácido láctico. El ácido láctico se libera en nuestro cuerpo cuando realizamos actividad física intensa. No obstante, cuando hay deficiencia de vitaminas del grupo B (B1, B2, B12, etc), la persona experimenta sensación de fatiga, confusión, irritabilidad o miedo. La ausencia de vitamina b12 se relaciona con las ojeras y aspecto cansado, por lo que debemos consumir carne de pavo, de ternera, de cordero, moluscos, entre otros, para cubrir su déficit.
  3. Mal funcionamiento del hígado y disfunciones hepáticas. Este órgano suele verse perjudicado por el consumo excesivo de alcohol, drogas, altos niveles de lactosa, entre otros. Todo ello genera angustia, irritabilidad y frustración en la persona. Para limpiar el hígado, es necesario reducir el consumo de carnes grasas e incorporar a nuestra dieta alimentos como las alcachofas, conocidas por ser depurativos hepáticos. Ingerir alimentos ricos en vitamina C, vitamina B12 y vitamina B9 también resulta necesario.
  4. Problemas inmunológicos. Cuando se debilitan nuestras defensas, aparece el mal humor. Para que esto no suceda, debemos reforzar nuestros sistema inmune con lácteos como el yogur, alimentos ricos en vitamina C (fresas, cítricos, piña, kiwi, etc.); vitamina E (aceite de oliva, aceite de germen de trigo, pan, arroz, entre otros); vitamina A, zinc y selenio.
  5. Estreñimiento. En un 95 % de casos se debe por una mala alimentación, sedentarismo y déficit de líquidos. Realizar ejercicio de forma regular, incluir fibra a la dieta (cereales, ciruelas, kiwis, etc.) y beber agua antes del desayuno y las comidas nos protegerá del estreñimiento. También debemos evitar la ingesta de arroz, queso, chocolate, carnes rojas o pan tostado. Por otro lado, las intolerancias a ciertos alimentos tienen un impacto negativo en nuestro estado de ánimo.

Artículos relacionados

CatalanSpanish