La construcción del nuevo puente de Triana de Xàbia empezará la segunda quincena de septiembre

El Ayuntamiento firma el contrato de obra con la empresa Levantina.

Triana
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Ayuntamiento de Xàbia ha firmado ya el contrato con la empresa Levantina Ingeniería y Construcción, que se ha adjudicado la construcción del nuevo puente de Triana sobre el río Gorgos.

La constructora realizó la oferta más económica de las ocho propuestas recibidas y se compromete a llevar a cabo esta importante infraestructura por 400.000 euros (el precio de salida era 567.000 euros). También ha propuesto como mejora sobre el proyecto inicial la que solicitaba el Consistorio: iluminar la barandilla que remata la zona peatonal sobre el puente.

Publicidad

Una vez superada toda la tramitación administrativa (que ha necesitado varios permisos y Administraciones como la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Dirección General de Costas) y la de contratación, el puente encara al fin su fase de ejecución, que se estima tenga una duración de 12 semanas.

No obstante, el Ayuntamiento ha pactado con la contratista que la obra en sí empiece después del verano para minimizar las molestias a vecinos y turistas. Como recuerda el alcalde, José Chulvi, en los últimos años Xàbia trata de evitar obras con afección a las vías públicas en los meses de julio y agosto (solo autoriza las de emergencia) al tiempo que regula el horario de las realizadas en espacios privados que producen niveles de ruidos y vibraciones.

En este caso además, la obra está en un punto conflictivo en tanto que algunos días afectará al tráfico por la avenida Mediterráneo (entre el puerto y el Arenal) por lo que es más operativo evitar las semanas de mayor afluencia de coches en la franja costera.

Chulvi ha explicado que han pedido a la contratista que aprovechen estos dos meses para adelantar en la gestión de materiales y la prefabricación de la estructura de hormigón que después se cimentará en el río. El alcalde ha recordado que la construcción de un nuevo puente en Triana es un proyecto en el que el Ayuntamiento lleva años trabajando dada la complejidad burocrática al afectar una zona con distintas administraciones involucradas. Chulvi también ha apuntado que se trata de una obra que conjuga intereses de seguridad con los de mejora estética en un espacio en primera línea de costa. El nuevo será de un único ojo y más amplio, además de tener unas aceras que den continuidad peatonal hasta Marina Española

El actual puente está en precario desde que en octubre de 2007 una fuerte riada del arrancó parte de su encofrado. Por precaución, está cerrado al tráfico de vehículos pesados, como el autobús urbano.

El Ayuntamiento asume directamente la limpieza de las dotaciones deportivas y despide por incumplimiento a la empresa

Por otra parte, el Ayuntamiento de Xàbia ha rescindido el contrato con la empresa Compañía Valenciana para la Integración y el Desarrollo SL (Grupo SIFU) que desde diciembre de 2016 tenía adjudicado el servicio de limpieza de las zonas deportivas. A partir de ahora y hasta que pueda licitarse de nuevo este servicio, será el Consistorio quien asuma con medios y personal propio el mantenimiento de estas instalaciones, como son el campo de les Mesquedes, los vestuarios del campo de fútbol municipal, el trinquet, la zona deportiva del Arenal o el pabellón cubierto.

El Ayuntamiento cierra así un expediente repleto de quejas por el mal servicio de esta empresa, que según ha podido constatar la Administración, ha incumplido lo acordado en el contrato tanto en horario como en la utilización de la maquinaria necesaria y lo más importante: la formación de su personal y la supervisión de que los trabajadores se presentaran a hacer sus turnos.

Los informes municipales reflejan desde prácticamente el inicio de la contratación, que supone para el Ayuntamiento un gasto anual de 78.133 euros, los continuos incumplimientos que hacían que las instalaciones municipales acumularan suciedad, lo que además de un grave perjuicio para los usuarios podría constituir un problema sanitario. Es por ello que se abrió un expediente sancionador que ha acabado con la rescisión del contrato, un trámite que está avalado por un dictamen del Consell Jurídic Consultiu.

Publicidad