Noticias de Alicante y provincia

domingo, 3 marzo 2024

La nueva presidenta del calzado europeo, Rosana Perán, apuesta por una industria 5.0

Rosana Perán se compromete 'a la sostenibilidad de las empresas del calzado, a la tríada de mejora continua, propósito y transformación, y a avanzar en una industria, la del calzado, de la que nos sintamos muy orgullosos'

La nueva presidenta de la Confederación Europea del Calzado (CEC), la ilicitana Rosana Perán, se ha marcado como uno de los grandes retos de los próximos años “la industria 5.0″, una “nueva revolución industrial” basada en la transformación empresarial a partir de un punto de vista humanista.

Presidenta de la patronal española, la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), y vicepresidenta del Grupo Pikolinos (que fundó su padre, Juan Perán), esta ilicitana ha sido elegida este viernes presidenta de la patronal europea en sustitución del portugués Luis Onofre durante la asamblea general de la CEC, celebrada en Elche (Alicante), para representar a un colectivo que agrupa a 19.000 empresas zapateras del continente que emplean a unas 240.000 personas.

En su primer discurso al frente de la CEC ha señalado que “la industria del calzado ha aprendido que no solo es responsable de su toma de decisiones sino también de lo que hacen los proveedores“, y se ha conjurado para trabajar conjuntamente para que el zapato sea una cadena de valor.

Para Perán (Elche -Alicante, 1975), “la evolución de las personas y la mejora continua dan como resultado una transformación empresarial” que, a su vez, se sustenta en la faceta humana, la tecnológica y la sostenible.

Ha abogado por un compromiso por la transparencia en el sentido de que “las empresas deben ser transparentes en las prácticas y esfuerzos en sostenibilidad social” y ha advertido de que tampoco pueden “pasar por alto el papel que desempeñan los consumidores”.

El consumo ha de ser responsable, optando por marcas comprometidas con la sostenibilidad social y ética, y estamos viendo que las nuevas generaciones son mucho más conscientes de este aspecto, a pesar de que el producto pueda ser más caro”, ha incidido antes de añadir que se “compromete a la sostenibilidad de las empresas del calzado, a la tríada de mejora continua, propósito y transformación, y a avanzar en una industria, la del calzado, de la que nos sintamos muy orgullosos”.

El president de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, ha expresado el orgullo de que una mujer de la Comunitat, en este caso “una grandísima ilicitana“, “se convierta en la presidenta europea del calzado” y ha considerado que refleja el peso de Elche como “capital insustituible y extraordinariamente necesaria” por su “gran industria” del zapato.