fbpx

El paro baja en 1.074 personas en la provincia de Alicante

La Semana Santa y las relajación de las restricciones hacen posible la mejora en los datos de la provincia.

Los datos de paro en Alicante, correspondientes al mes de abril, publicados hoy por el Servicio Público de Empleo, muestran un nuevo descenso de las personas desempleadas, concretamente de 1.074 personas, lo que significa un descenso porcentual de un -0,57% con respecto al mes anterior y hace que la cifra total de paro registrado sea de 186.613 personas.

La estacionalidad y la relajación de las medidas por la pandemia están devolviendo algo de la actividad frenada en el último año.

La buena marcha del mes de marzo, por la actividad estacional de la Semana Santa, se prolonga en abril, lo que es señal de las buenas expectativas de actividad que se prevén gracias a la superación de la pandemia. Las medidas sanitarias y, sobre todo, la generalización de la vacunación están siendo la mejor política activa para recuperar el empleo.

En total hay en Alicante 186.613 personas inscritas en el paro registrado, la cifra más alta en un mes de abril desde 2015. Hay que recordar que antes de la pandemia, la recuperación de la estadística del empleo, desde la reforma laboral de 2012, se consiguió a base de sustituir empleo de calidad por empleo precario pero la actividad productiva seguía, prácticamente estancada.

Todos los sectores reducen su paro y el colectivo sin empleo anterior sube en demandantes lo que anticipa la expectativa de creación de empleo en verano (son personas que se dan de alta para aprovechar algún contrato ligado al turismo). Como es habitual, el sector servicios acapara la mayor parte de la reducción del paro (el 85’5% del total de la evolución del paro lo marca el sector servicios).

Respecto a las diferencias de empleo por sexos, las mujeres suponen el 58% del total del paro registrado provincial, una brecha crónica que muestra el poco y mal empleo que acaban asumiendo las mujeres.

La contratación mensual muestra un retroceso respecto a marzo (que fue un mes que registró un aumento significativo de la contratación mensual: +6.992) pero registra un fuerte avance interanual que señala en la dirección de la recuperación de la actividad detenida por la pandemia.

La evolución de la afiliación a la seguridad social también lo confirma: tanto en cómputo mensual como interanual la recuperación de la afiliación es muy significativa y confirma que buena parte del empleo destruido este último año es coyuntural y que, pasadas la limitaciones de movilidad, se debe recuperar la mayoría.

Artículos relacionados

CatalanSpanish