Noticias de Alicante y provincia

sábado, 3 diciembre 2022

300 panaderías y pastelerías de la Comunitat apagan este viernes sus hornos

Será un parón simbólico de 15 minutos para pedir la consideración de 'sector esencial' y reclaman ayudas ante una crisis que 'ahoga' al sector

Alrededor de 300 panaderías y pastelerías tradicionales de la Comunitat apagarán sus hornos este viernes 28 de octubre para llamar la atención sobre las consecuencias de la subida de costes energéticos y materias primas que aseguran que «está ahogando» a este sector. Será de forma simbólica entre las 12 y las 12:15 para unirse a la campaña «Sin luz no hay pan», promovida por la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (CEOPPAN).

- Advertisement -

Desde el Gremio de Panaderos y Pasteleros de València, presente en toda la región, piden a todos los establecimientos, agremiados o no, que se sumen a este apagón y también a la clientela que acuda a comprar para dar su apoyo.

Laura de Juan, secretaria general del Gremio afirma que ya hay establecimientos que están cerrando y otros que están planteándoselo. La situación es «muy grave, es insostenible». No pueden resistir más los costes y hay «incertidumbre» de lo que se pueda prolongar la situación. «Agrupamos pequeñas y medianas empresas pero más sobre todo microempresas y autónomos«.

- Advertisement -

El colectivo reclama apoyo estatal. «Igual que el Gobierno está anunciando medidas de ayuda para grandes empresas electrointensivas, que no son las nuestras, estamos pidiendo que también apoye nuestro sector, porque siendo un sector que es esencial también es electrointensivo aunque sea en microempresas. Porque también dependemos de la luz para fabricar el pan». Además, exige que el sector se incluya entre los esenciales a todos los efectos, incluyendo, especialmente, el energético, como reclama la Confederación Europea de Panaderos y Pasteleros (CEBP) a la Comisión y al Parlamento Europeo.

Sostienen que en este sector no hay margen para repecutir todas los incrementos de precios de suministros, «los márgenes son muy pequeños hay mucha competencia«. Laura de Juan afirma que los precios de venta se han incrementado en productos de panadería y pastelería «en torno a unos 5 o 10 15%, depende de cada caso, pero que en ningún caso compensa los incrementos que estamos hablando». Además de la energía, las subidas de azúcar, huevos, aceite o harina, indispensables para la producción, también los de transporte.

Pretenden, además, con estas demandas poner en valor el sector artesano y tradicional. Alimentos «saludables, sostenible, de proximidad», añade. Sin estas ayudas que reclaman también para los pequeños negocios que dependen de la luz y el gas para producir «está en riesgo de desaparecer la cultura gastronómica valenciana, todos estos productos de panadería y pastelería, porque tras estas panaderías que cierran no van a surgir otras«, sostiene Laura. El relevo generacional, la tendencia sostenida hacia un menos consumo de pan en España durante los últimos años y la competencia de grandes superficies que abaratan sus costes con altos volúmenes de produccción son amenazas añadidas a las que ahora se ha sumado esta crisis derivada de la guerra de Ucrania.

El sector da empleo a cerca de 12.000 personas en la Comunitat Valenciana, en más de 1.300 establecimientos artesanos de panadería y pastelería. En España genera más de 190.000 empleos directos.

Este apagón, convocado para el viernes 28 de Octubre, irá seguido de otra serie de medidas de concentración y presión, avisan desde el Gremio.

CatalàEspañol