La Generalitat aprueba 800.000 euros para las obras de la Planta de Transferencia del Consorcio en Dolores

La entidad consorciada recibe con satisfacción esta ayuda, perseguida desde hace meses, para mejorar las instalaciones de gestión de residuos.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Consorcio Vega Baja Sostenible ha recibido con satisfacción la aprobación de 800.000 euros por parte del Consell.

Una ayuda perseguida por el organismo consorciado que preside Manuel Pineda y que será destinado a las obras de la Planta de Transferencia de Dolores. El presidente del Consorcio ha asegurado que “la Vega Baja es la comarca que más dinero se lleva en comparación con el resto de consorcios, y esto es fruto del trabajo realizado estos años para que por fin tengamos instalaciones en la comarca”.

Publicidad

El Pleno del Consell aprobó la semana pasada destinar 2,2 millones de euros a 13 entidades para inversiones destinadas a instalaciones y servicios de gestión de residuos. En la sesión plenaria se aprobó la propuesta para autorizar la suscripción del convenio de colaboración entre la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana con los consorcios, para que puedan recibir estas inversiones.

Los convenios posibilitarán la colaboración para la construcción y la realización de mejoras de instalaciones de transferencia, valorización y eliminación de residuos urbanos. “Con esta aprobación y la firma del convenio, que la realizaremos en breve, damos un paso más en la mejora de la gestión de residuos en la comarca”, ha asegurado Pineda, quien ha añadido que “durante estos cuatro años hemos cambiado la percepción que se tenía de la entidad, hemos adquirido el primer ecoparque móvil y se ha conseguido esta ayuda”.

El resto de entidades beneficiarias destinarán el dinero a compra de equipamiento, así como maquinaria para dotación de energías renovables o instalaciones de tratamiento de residuos, entre otros. “Estábamos esperando esta aprobación para continuar con la hoja de ruta que nos marcamos desde el Consorcio Vega Baja Sostenible, que era llevar a cabo la construcción de una planta de transferencia en la zona de Dolores”, ha explicado el presidente del ente consorciado, y ha añadido que “también era un objetivo dejar la inercia administrativa de algunos asuntos pendientes para que la nueva Corporación pueda trabajar en condiciones y siga con la mejora de la gestión de residuos en la comarca”.

Publicidad