Las falsas medusas ponen en alerta las playas del litoral ilicitano y de la provincia

Las banderas rojas ondean a lo largo del domingo ante la presencia de las “carabelas portuguesas”

medusas Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

La policía local y los servicios de salvamento de Elche informaban sobre la presencia de falsas medusas carabelas portuguesas y recomendaban a los bañistas que no se metiesen en el agua. Las playas que estuvieron con bandera roja fueron las del Altet, Arenales y Carabassi, mientras que la de la Marina no ondeó el gallardete de medusas. Finalmente por la tarde se tuvo que cerrar dicha playa a pesar de que los servicios de socorrismo no detectaron ninguna presencia de carabelas en las playas de Elche. El cerrar al baño la playa de La Marina se derivó como consecuencia de la picadura leve de una de estas medusas en el antebrazo de un niño de 11 años, que fue atendido por el servicio de socorrismo y trasladado al Hospital General. La invasión de estas medusas en el Mediterráneo ha originado que se hayan ido cerrando al baño las playas de la provincia ante el riesgo de picaduras. La “carabela portuguesa” o “fragata portuguesa” aunque posee una estructura similar a la medusa es un hidrozoo sinóforo, sería una criatura marina que no tiene la misma estructura que la medusa de una campana con tentáculos. La carabela se parece a una vejiga de un color violáceo que contiene gas en su interior permitiéndola flotar. Esta especie de medusa falsa de nombre científico Physalia phisalis y con un tamaño de unos 30 centímetros, suele encontrase en agua del Atlántico donde en los meses de invierno aparecen en las costas Canarias. Al ser arrastrada por los vientos y las corrientes marinas han conseguido desplazarse hacia el Mediterráneo y ahora están provocando el pánico, ya que, la toxicidad de esta especie marina puede provocar urticaria, mareos y vómitos. En caso de picadura hay que lavar la zona con agua marina, acudir a los servicios de socorrismo y ante la duda de cualquier otro síntoma ir a urgencias del hospital.