La escritora Mercedes de Cecilia presenta su primer libro de prosa poética en el Ayuntamiento de Elche

La obra “Tierra hirviendo, mediodía blanco” está ilustrado por el pintor Andreu Castillejos y prologado por el escritor José Luis Ferris

Cecilia Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La escritora ilicitana e historiadora, Mercedes Tortosa, cuyo seudónimo empleado es el de Mercedes de Cecilia, acompañada por la concejala de Cultura, Patricia Macià ha presentado su primer libro, “Tierra hirviendo mediodía blanco”, ilustrado por el pintor ilicitano Andreu Castillejos que falleció en 2013. “El libro ha sido editado por el Ayuntamiento, se han impreso 300 ejemplares y se trata de una obra de prosa poética de unas 80 páginas. Además de la calidad literaria de Mercedes, contiene 11 ilustraciones de Andreu Castillejos”, ha señalado la edil de Cultura Patricia Macià.

Cecilia Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La autora ha explicado que la obra tiene un carácter intimista, va de sentimientos, reflexiones, emociones donde la luz tiene un papel preponderante. Además de textos de prosa poética, también hay escritos impresionistas que hace referencia al color y la luz del mediterráneo. “Es un libro breve donde se funde literatura y pintura, y se trata de parte de la obra póstuma de este gran pintor y fotógrafo español”, ha señalado de Cecilia. La colaboración entre el pintor y la escritora surgió a raíz de la polémica del proyecto de la noria mirador del ex alcalde socialista, Alejandro Soler y a partir de ahí, surgió un vinculo artístico inexplicable, ha comentado la escritora. El libro se va a distribuir en bibliotecas de todo el término municipal, en centros escolares municipales y en la librería Ali Truc, que por la subvención municipal que tiene la obra no podrá venderse al público, tan sólo, podrá obsequiarse como ejemplar gratuito.

Cecilia Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

El título que da nombre al libro fue escogido por una amiga cuando leyó lo que todavía era un esbozo y que es parte del poema que encabeza el libro. El prólogo está realizado por el escritor y el que fuera el director del Instituto Juan Gil-Albert, José Luis Ferris, en el momento que realizó dicho preámbulo. Uno de los poemas que hay en el interior del libro, en la página 9, dice así: “Qué ramificaciones llevo adentro, qué extraño árbol de hojas sedientas ha crecido en mi interior. Esos nervios me piden aire, me piden puertas, me piden la bocanada de su cuerpo. Y a lo lejos aparecerá otra vez, por delante del mundo, caminando despacio, viniendo como caballero de vino, con copas de aroma elegante en las manos…”