fbpx

Noticias de Alicante y provincia

sábado, 1 octubre 2022

Fundación Affinity impulsa HUSCAN, una intervención con perros para menores que han sufrido abusos

La participación de los perros ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad de los menores y a mejorar su comunicación con los técnicos psicosociales.

La Fundación Affinity y el Departament de Drets Socials de la Generalitat de Catalunya, a través de la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia), han puesto en marcha el proyecto HUSCAN, un programa de intervención asistida con animales de compañía dirigida a menores víctimas de abusos sexuales. 

- Advertisement -

El objetivo de la iniciativa es mejorar la comunicación de los niños y adolescentes con los técnicos psicosociales implicados en este tipo de procesos y reducir sus niveles de estrés y ansiedad.

HUSCAN se enmarca en el proyecto Barnahus, la Unidad integrada de atención a niños, niñas y adolescentes víctimas de abusos sexuales impulsada por la DGAIA, en la que un equipo multidisciplinar deprofesionales y expertos trabaja de manera integral con niños y adolescente que han sido víctimas de violencia sexual (o se sospecha)  en un entorno adaptado y acogedor.

- Advertisement -

De esta forma, se evita que los menores tengan que desplazarse a diferentes dependencias (policiales, judiciales, forenses…) y solo tienen que contar su experiencia una sola vez, minimizando así su sufrimiento y evitando su revictimización. Junto a sus familias, reciben apoyo psicológico y acompañamiento en todo el proceso.

 “El objetivo es situar al menor en el centro de la intervención y que sean los diferentes profesionales los que se desplacen para atenderlo en un mismo sitio. Barnahus es un espacio que se ha creado como si fuera una casa para que los niños lo perciban como un sitio lo más amigable y lo menos traumático posible y en el que se sientan seguros y protegidos”, declara Josep Ramón Juarez, coordinador del proyecto Barnahus.

A través del programa HUSCANlos perros actúan como apoyo emocional durante las entrevistas exploratoria y de acompañamiento de los menores, además de mejorar la comunicación con los asistentes y reducir su ansiedad. El papel de los canes es fundamental, ya que, a través de su participación, se pretende crear un clima íntimo y seguro donde los niños y adolescentes se sientan confiados, lo que facilita la alianza y la complicidad con los técnicos de la DGAIA.

“La vinculación que se establece entre el niño y el perro se percibe como una relación de seguridad porque el perro no juzga y esto permite que esté más abierto a la intervención de los profesionales y que, por tanto, se establezca una comunicación mucho más tranquila”, explica Maribel Vila, responsable de Terapias de Fundación Affinity. 

Durante las sesiones también se realizan actividades donde se trabaja, aprovechando la presencia del perro, el reconocimiento de emociones y dinámicas de comunicación física y verbal. El perro en estos casos actúa como un espejo a partir del cual se pueden trasladar experiencias y aprendizajes de la realidad del menor. La manera de comunicarse, establecer límites en la relación o las caricias al perro sirven como modelo y punto de partida para trabajar estos aspectos en el ámbito de las relaciones interpersonales.

Barnahus, un proyecto pionero

La unidad Barnahus, que en islandés significa casa de los niños, se inició en Tarragona como proyecto piloto en 2020 y es el primer centro de estas características en España.

«El perro proporciona medios naturales e instintivos para que los niños y las niñas puedan expresar sus emociones y sentimientos, ya que sienten que el perro no les juzgará nunca. Esto contribuye a la intención de crear un espacio agradable y seguro del proyecto Barnahus”, explica la directora general de Atención a la Infancia y la Adolescencia, Ester Cabanes. “Con Huscan, hemos querido traer a los niños y niñas atendidos en Barnahus las terapias de la Fundación Affinity, después de la buena experiencia que hemos tenido estos años de colaboración. En las terapias con perros para niños atendidos por la DGAIA hemos comprobado que fomentan la confianza en uno mismo y la autoestima”.

El modelo Barnahus surgió en la década de los ochenta en Estados Unidos y se implementó por primera vez en Islandia en el año 1998. Después de esta primera apertura, se inauguró un centro en Suecia en el año 2005, uno en Noruega en 2011 y otro en Dinamarca en 2013.

Ante los buenos resultados que ha tenido en Tarragona, triplicando en un año la detección de abusos sexuales a menores en la demarcación, el Departament de Drets Socials llevará la experiencia a todo el territorio de Catalunya, con un total de 14 centros Barnahus (al menos uno por veguería). Además, se ha iniciado ya la construcción del nuevo centro de Tarragona, que sustituirá el espacio provisional actual.

Beneficios de trabajar con perros de terapia

Fundación Affinity fue la primera entidad en apostar por las intervenciones asistidas con animales de compañía en España hace 30 años. En ellas se aprovechan los valores intrínsecos del animal – respuesta invariable, fidelidad, incapacidad de emitir juicios de valor, etc. – para facilitar la labor del educador o terapeuta, en este caso con el objetivo de mejorar la comunicación de los menores con los profesionales de la salud, además de reducir el estrés.

Los beneficios que aporta trabajar con perros son múltiples: fisiológicos, como la relajación y la disminución de la presión arterial o el aumento de la oxitocina; cognitivos, favoreciendo todos los procesos de aprendizaje, la atención y la concentración; emocionales, mejorando su expresión verbal y no verbal, la empatía y su implicación y, por último, beneficios relacionales, mejorando la comunicación, la capacidad de escuchar y de trabajar en equipo, entre otros.

La Fundación Affinity y la DGAIA: más de 8 años trabajando juntos

Fundación Affinity y la DGAIA llevan más de 8 años colaborando para implementar programas de intervención asistida con animales de compañía que contribuyan al bienestar de menores. Un ejemplo es el programa “Buddies”, dirigido a los adolescentes tutelados que residen en los Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE), que a través del adiestramiento canino en positivo y la relación con los perros busca mejorar aspectos emocionales, comunicativos y de convivencia de los menores.

Un programa que ha obtenido excelentes resultados, y que avala el trabajo de la Fundación en este ámbito. Los Investigadores de la Cátedra de Fundación Affinity “Animales y Salud” han demostrado que las terapias asistidas con animales de compañía colaboran a mejorar el estado físico, emocional y mental de los menores, contribuyendo a incrementar su autoestima, su confianza y la expresión de sus sentimientos, al sentirse más seguros con los perros.

“Diversos estudios han demostrado ya que las intervenciones asistidas con animales están al nivel de otras terapias para tratar aspectos emocionales y de conducta. Pero con un factor diferencial: la motivación por colaborar con el perro es mayor. Para la Fundación es muy satisfactorio colaborar con la DGAIA para contribuir al bienestar emocional de los menores, mejorar su comunicación con su entorno y, en definitiva, incrementar su calidad de vida”, explica Isabel Buil, directora de Fundación Affinity.

ValenciàEspañol