El temporal hunde en la miseria a los agricultores de la Vega Baja

En total, se estima que hay más de 150.000 has afectadas por la lluvia, según han indicado fuentes de ASAJA Alicante a Europa Press

Europa Press
Juega Limpio Orihuela

ASAJA Alicante ha estimado este viernes que se perderá el 100% de las hortalizas que hay en los terrenos anegados de la Vega Baja, en los que se estaba cultivando patata, boniato, alcachofa y brócoli, principalmente.

La entidad ha señalado que toda la superficie agrícola desde Elche a Pilar de la Horadada se ha visto afectada por la gota fría que se registró ayer, así como en la Encina-Villena donde las pérdidas son “muy importantes”. En total, se estima que hay más de 150.000 has afectadas por la lluvia, según han indicado fuentes de ASAJA Alicante a Europa Press.

“Hay parcelas en municipios como San Miguel de Salinas, donde el agua llega hasta la mitad del árbol”, según ha asegurado el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

“La situación es catastrófica, un desastre. No había visto nada en mi vida igual y he vivido muchas riadas. Llueve y caen 100 litros, a la hora vuelve a llover y vuelven a caer otros 100 litros”, ha afirmado.

En estas fincas los daños en infraestructuras agrarias son también cuantiosas y habrá pérdidas en apicultura. Explotaciones ganaderas han vivido una situación límite. Ha entrado agua en las explotaciones sin que hasta el momento haya habido pérdidas de animales.

En l’Alt Vinalopó, entre La Encina y Villena también hay terrenos en los que se perderá toda la cosecha de chirivía, apio, zanahoria y patata.

UVA DE MESA

En el Vinalopó Mitjà continúa lloviendo, pero los productores consideran que, en términos generales, el daño físico de la lluvia podría ser menor del esperado.

Los sensores de humedad que tienen los productores para controlar que las cepas se encuentren en las condiciones adecuadas “están disparados”, según apuntan fuentes de la organización, pero de momento se mantienen expectantes para poder determinar los daños, ya que si hay viento de “poniente y seco, se sanearán los granos”.

Los daños en infraestructuras agrarias se registran en toda la provincia de Alicante, igual que el retraso que se produce en la recolecta de frutos como las variedades más tempranas de granada mollar lo que supone un inconveniente comercial.

Hasta las 10.40 horas de este viernes, municipios agrícolas como Orihuela, según los parámetros de la Confederación Hidrográfica del Segura, han recibido 452,4 l/m2, en la pedanía oriolana de Desamparados han caído 339,2.