El Ibex cierra su peor mes del año con una caída del 5,92%

Juega Limpio Orihuela

El mes de mayo ha dado la razón a los que defienden la pauta estacional de “vender en mayo y salir del mercado”. El Ibex se ha dejado el mes que termina un 5,92%, igualando la caída de diciembre, la mayor mensual desde el Brexit, en junio de 2016. El mes comenzó con los mercados en alerta por el recrudecimiento de la guerra comercial y el Ibex encadenó seis caídas consecutivas. La ofensiva comercial de EEUU contra China se centró posteriormente en Huawei, y los efectos del terremoto que provocó este veto al gigante tecnológico chino se multiplicaron en los mercados. La minitregua vivida en la sesión de ayer se ha truncado de golpe, y por partida doble. La actividad manufacturera de China ha entrado de nuevo en contracción y, además, el Gobierno de Donald Trump ha iniciado una nueva ofensiva comercial. Sin noticias que permitan pensar en un mayor entendimiento con China, ha abierto un nuevo frente al anunciar que impondrá aranceles del 5% a Méxicosi no controla la inmigración ilegal. Los aranceles comenzarán a partir del 10 de junio, y se elevarían progresivamente hasta alcanzar el 25% si la situación persiste.

Los números rojos se ha impuesto de nuevo en Europa, y han alcanzado de lleno a la Bolsa española, uno de los mercados europeos con mayor exposición a México. El Ibex se ha desinflado un 1,68% y ha salvado in extremis los 9.000 puntos. Se trata de la segunda mayor caída del año. En la semana, el recorte ha sido del 1,86%, lo que reduce las ganancias en los cinco primeros meses del año al 5,44%.

El Ibex ha acusado el temor generalizado provocado por la nueva ofensiva comercial de EEUU. Los aranceles que gravarían con un 5% todas las importaciones de México podrían pasar factura a un mercado, el mexicano, clave para algunas empresas del Ibex. Entre las que cuentan con una mayor exposición a México sobresale BBVA. El banco ha destacado entre los valores más castigados del Ibex, con una caída del 4,09%%. El fabricante de componentes para la automoción Cie Automotive se ha convertido en otro de los grandes damnificados de la jornada, con un correctivo del 4,41%, junto a Inditex (-3,65%).

Otra empresa con presencia en México es Repsol. La petrolera ha tenido que hacer frente a otro elemento adicional de presión en la sesión de hoy. Los temores en los mercados desinflan la cotización del barril de Brent hasta los 63 dólares. Los títulos de Repsol han recortado un 0,82%. La vuelta al primer plano de los mercados de nuevos aranceles y de la desaceleración en China ha complicado la jornada para valores industriales como ArcelorMittal (-1,92%) y Acerinox (-0,87%). Además de BBVA, el resto de la banca también ha sufrido un nuevo varapalo, con fuertes pérdidas para Sabadell (-2,63%), CaixaBank(-2,48%) y Santander (-2,42%).

Las desinversiones registradas por la Bolsa española han vuelto a encontrar acomodo en la deuda pública. El trasvase hacia activos más defensivos se ha activado de nuevo, en medio del incremento de la aversión al riesgo generado por los aranceles y los temores de desaceleración. Uno de los activos refugio por excelencia, el bund alemán, se sitúa en zona de mínimos en el -0,20%. En España, la rentabilidad exigida al bono español a diez años marca mínimos históricos, en el 0,71%, con la prima de riesgo en el entorno de los 90 puntos básicos.

Las Bolsas europeas tampoco no han encontrado apoyos para frenar el trasvase hacia la deuda pública. El nuevo frente abierto por Donald Trump en su guerra de aranceles y la debilidad trasladada por el último dato macro en China han acentuado el perfil defensivo del mercado. El Dax alemán, el más sensible a las disputas comerciales, ha caído hasta los 11.700 puntos, lejos de los 12.000 perdidos esta semana. El Mib italiano, por su parte, ha ampliado sus caídas por debajo de los 20.000 puntos.

Los sectores industriales, y en especial el automovilístico, han tenido que hacer frente de nuevo a los aranceles que vuelven a aflorar en la ofensiva comercial de EEUU. Las empresas petroleras y mineras, a su vez, han recibido las referencias bajistas del mercado de commodities, que acusa además los datos de China. En el capítulo de movimientos corporativos, las empresas de medios de comunicación han adquirido esta semana el mayor protagonismo, con las alianzas selladas, por un lado, entre KKR y los accionistas de control de Axel Springer, y por otro entre Mediaset y ProSiebenSat. La prensa italiana ha publicado hoy que esta última alianza podría desembocar en la creación de un hólding que podría trasladar su sede a Holanda o Bélgica. Los títulos de Mediaset han cedido un 0,1%, mientras que los de ProSiebenSat se han depreciado un 1,6%.

El mercado de commodities figura entre los más damnificados por los temores de desaceleración económica y guerra comercial. El barril de Brent se ha desinflado más de un 3%, hasta los 63 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se repliega hasta los 54 dólares.

Una vez más, las desinversiones generalizadas en los mercados mantienen la firmeza del dólar. La incertidumbre política y económica en Italia obstaculiza los intentos de reacción del euro, que sigue bloqueado en 1,11 dólares. La libra, por su parte, se mantiene en 1,26 dólares.