nacional

Cada 17 de mayo se repiten las mismas imágenes, las calles más céntricas de l’Alfàs del Pi son invadidas literalmente por una riada de noruegos ataviados con los vivaces “bunad” o trajes regionales, distintos según la zona de procedencia del país, pero de colores fuertes y alegres, protagonizando un desfile vital, que año tras fluye hasta alcanzar la Casa de la Cultura donde tienen lugar los parlamentos.

Un mensaje siempre coincidente, lleno de simbolismos y cómplice, en un ambiente distendido pero de mutuo respeto y, por qué no decirlo, cariño entre dos pueblos que se conocen bien desde hace más de 47 años y complementan a la perfección. Y si no que se lo digan hoy a los participantes de los actos organizados bajo un cálido sol, más de verano que primaveral.

Y también cada 17 de mayo salen a relucir las cifras. Se estima que en l’Alfàs viven más de 8.000 noruegos perfectamente integrados. Con un Club, el Club Noruego Costa Blanca, 47 años implantado ya en el municipio con más de 1.000 socios.

La colonia escandinava cuenta en l’Alfàs con dos centros educativos, Den Norske Skole, también con 47 años de vida, y el Costa Blanca Undervisning, con alguno menos pero no por ello menos integrado. También hay dos residencias para mayores en el municipio y una iglesia además de toda una red de comercios y negocios perfectamente asentada.

El alcalde, el socialista Vicente Arques, se ha referido a la particular idiosincrasia de l’Alfàs del Pi, un municipio de casi 22.000 habitantes en el que más del 50% de la población es de origen extranjero y en el que conviven residentes de un centenar de nacionalidades. “Destaca especialmente la colonia noruega, la segunda más grande del mundo, de vital importancia para nosotros”.

Con más de 2.500 noruegos empadronados y una población real estimada que oscila entre los 8.000 y los 10.000 residentes procedentes de este país, l’Alfàs del Pi se afianza como la pequeña Noruega española. De hecho, los alfasinos llevan 47 años acompañándoles en la celebración de su fiesta nacional. Las cifras son contundentes y hablan por si mismas: el Club Noruego Costa Blanca, con más de un millar de socios, dos centros educativos sostenidos por fondos públicos noruegos, dos residencias noruegas para personas mayores, una Iglesia en l’Albir y el único Centro de Voluntariado -Frivilling- que el Gobierno noruego ha abierto fuera de sus fronteras. Una ciudad que cada 17 de mayo conmemora el Día Nacional de Noruega como si fuera su propia fiesta nacional, celebración que se ha convertido en una jornada singular de convivencia entre ambas culturas.

El cónsul honorario de Noruega, Jan Arlid Nilsen, ha hecho hincapié en los estrechos lazos existentes con esta población alicantina, “l’Alfàs del Pi es muy importante para Noruega por la magnitud de la colonia que reside aquí”, y para concluir nos deja un dato más para reflexionar: 1.500.000 noruegos viajan a España cada año.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante