```

Noticias de Alicante y provincia

martes, 23 abril 2024

Denuncian 10 intercepciones de cítricos de Sudáfrica en junio con el hongo de la Mancha Negra

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria alerta del riesgo de entrada de esta enfermedad en territorio europeo y Sudáfrica sigue sin dar garantías a la sanidad vegetal europea

La Unió Llauradora denuncia que las interceptaciones de cítricos importados desde Sudáfrica durante el mes de junio en la UE con organismos nocivos “son escandalosas” con 11 rechazos contabilizados, de los que 10 de ellos son de la Phyllosctita citricarpa, el hongo que provoca la temida enfermedad de la Mancha Negra de los cítricos.

En junio de 2022 el país sudafricano tuvo una sola interceptación del primer hongo y en 2021 dos, por lo que el incremento este año “es brutal”.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ya realizó un informe en el cual alertaba del riesgo ante la posible introducción de esta enfermedad en la UE.

El alto número de países desde los que se ha interceptado y el volumen de interceptaciones demuestra que “la importación de fruta fresca es una potencial vía de entrada“. Su introducción podría tener un efecto negativo tanto para la fruta fresca de cítricos, como un impacto ambiental por el posible aumento de uso de fungicidas, aunque también afirma el organismo que aquellos con mayor eficacia demostrada están prohibidos en el ámbito comunitario.  

La elevada detección de la enfermedad en cítricos de Sudáfrica “pone en evidencia los fallos en el sistema de control en origen del país africano para evitar su salida y que, en consecuencia, no existen garantías que la fruta expedida proceda de zonas citrícolas libres de este tipo de plagas de cuarentena ni que se haya hecho un buen control post cosecha”.

Este tipo de negligencias podría conllevar en caso de entrar la afección a una citricultura europea orientada al mercado en fresco y no a la industria del zumo que es la única salida que tiene la fruta afectada por la Mancha negra, por lo que las pérdidas y la desestabilización del sector citrícola europeo serían irreparables.

Por todas estas circunstancias y el riesgo que entraña, la Unió solicita la suspensión automática de las importaciones procedentes de aquellos países terceros, como es el caso de Sudáfrica, que no puedan garantizar la seguridad fitosanitaria de sus envíos porque si entra una plaga ya no se puede erradicar y siempre son los mismos países los que encabezan el listado de las interceptaciones.

En este sentido, cabe recordar que las detecciones de cítricos con presencia de la Phyllosticta citricarpa, así como de la polilla Thaumatotibia leucotreta, “son una constante durante las últimas campañas y hay que prevenir que entre fruta con estas plagas en la citricultura europea“.

La organización insiste así mismo en la extensión del tratamiento de frío a las mandarinas para evitar la entrada de la Falsa polilla y reforzar las medidas en origen para controlar enfermedades no presentes aún en la citricultura europea.

Por otra parte, la Unió cree que “ratificar o suscribir acuerdos por parte de la UE como por ejemplo con Mercosur o Sudáfrica es un grave error, pues no existen estudios profundos ni rigurosos de impacto sobre los efectos que causan en nuestro sector agrario ni sobre las consecuencias de la posible entrada de una plaga o enfermedad, algo que ya estamos pagando con la Xylella o con el Cotonet de Sudáfrica”.

Carles Peris, secretario general de la Unió, señala que “todo lo que sean acuerdos sin reciprocidad en los estándares de producción o en el uso de materias activas, sin plenas garantías fitosanitarias en materia de plagas, sin adquirir los compromisos de reducción que plantea la estrategia europea De la granja a la mesa y sin ordenación en cuanto a los periodos de importación para que no solapen a las producciones europeas que no sean deficitarias, es volver a incurrir en los mismos errores de siempre que causan siempre un enorme impacto negativo al sector europeo”.